Un hombre tenía casi un mes de haber muerto y apenas hasta ayer que fue encontrado en el interior de su domicilio ubicado en la colonia Gremial.
Fue el jueves por la tarde cuando encontraron muerto en el interior de su vivienda, a un hombre identificado como Timoteo, de 70 años.
Fue un empleado de una constructora quien fue a buscarlo a su domicilio ubicado en la calle José Reyes Martínez, entre las calles 28 de Agosto y la Primera Privada Profr. José Reyes Martínez, en la colonia Gremial, después de que ya tenía 21 días de que no tenía noticias de su paradero.
El cadáver de esta persona quedó al descubierto, luego de que el señor Juan Carlos, de 38 años, quien es empleado de una constructora, fue a buscarlo a su domicilio debido a que ya tenía varias semanas que no lo había visto.
Aunque estuvo tocando la puerta principal durante algunos minutos, no recibió respuesta, por lo que llamó al servicio de emergencias C-4 Municipal.
Instantes después llegaron policías preventivos y elementos de Protección Civil Municipal, quienes lograron ingresar a la vivienda y en ese momento localizaron el cadáver putrefacto del ancianito.
El señor Juan Carlos agregó que Timoteo trabajaba como mecánico en una constructora con razón social Codepro, donde él también labora, pero debido a que tenía 21 días sin acudir a laborar, decidió el jueves por la tarde ir a buscarlo a su domicilio.
Se estableció que el ahora occiso era originario de la ciudad de Irapuato, Guanajuato y vivía solo en el domicilio donde fue encontrado muerto.
También se estableció que padecía de una enfermedad, lo que hace presumir que eso fue lo que le provocó la muerte.
A fin de realizar las diligencias correspondientes, acudieron al lugar de los hechos personal de la Dirección de Investigación Pericial, el agente del Ministerio Público de Hospitales y agentes del Grupo Homicidios de la PME.