Un comerciante se suicidó en el interior del local que rentaba, en el municipio de Calvillo.
El hallazgo fue realizado por el propietario del lugar, cuando acudió a cobrarle la renta, debido a que se había atrasado.
El suicida fue identificado como Agustín, apodado “El Panda”, cuyo cadáver ya se encontraba en avanzado estado de putrefacción.
Los trágicos hechos quedaron al descubierto el miércoles a las 17:50 horas, en un domicilio ubicado en la calle Venustiano Carranza, en la colonia Adolfo López Mateos, en el municipio de Calvillo.
Hasta ese lugar llegaron policías preventivos de Calvillo y una ambulancia del ISSEA, además de agentes del Grupo Homicidios de la Policía Ministerial del Estado, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
El propietario de la finca donde ocurrieron los hechos, indicó que la rentaba a un conocido de nombre Agustín. Debido a que a principios de mes no le pagó la renta, decidió ir a buscarlo para cobrarle.
Sin embargo, al llegar a la finca detectó que del interior se percibía un fuerte olor nauseabundo, por lo que antes de ingresar decidió llamar al 911.
Cuando llegaron los policías preventivos e ingresaron junto con el propietario, en un local encontraron semi suspendido a “El Panda”, con una cuerda atada alrededor de su cuello. Asimismo, el cadáver ya presentaba un avanzado estado de putrefacción.