José de Jesús López de Lara

Anoche fue encontrado el cadáver de un hombre en el interior de una vivienda ubicada en el fraccionamiento Trojes de Alonso.
La víctima se encontraba ensangrentada y con heridas por arma blanca en diferentes partes del cuerpo.
En un principio se presumió que se trataba de un crimen, aunque posteriormente se descartó dicha hipótesis y se determinó que se trató de un suicidio.
La víctima fue identificada como Fernando, de 47 años; su cadáver fue encontrado por una hermana, anoche a las 22:30 horas, en el interior de su domicilio ubicado en la Tercera Privada Independencia y casi cruce con la avenida Prolongación Independencia, en el fraccionamiento Trojes de Alonso.
La mujer tenía tres días de no haber visto a su hermano o tener noticias de él, por lo que decidió ir a buscarlo a su casa y fue que lo encontró tirado sobre un charco de sangre y con varias heridas cortantes en una mano, brazo y pierna del lado derecho.
Al lugar de los hechos arribaron policías estatales y policías preventivos del Destacamento “Pocitos”, así como una ambulancia del ISSEA, agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público de Hospitales, quien dio la correspondiente fe ministerial del cadáver.
La hermana del ahora occiso narró que tenía tres días sin ver a Fernando, por lo que decidió ir a buscarlo a su casa y al momento de entrar detectó bastante desorden, además de que había varios charcos de sangre, por lo que al seguirlos la llevaron hasta donde estaba tirado su familiar.
Aunque en la vivienda se detectó mucho desorden, no se encontraron rastros de violencia.
Asimismo, por el tipo de heridas que se le detectaron, se descartó un crimen y se llegó a la conclusión de que el mismo Fernando se las provocó intencionalmente con el propósito de suicidarse.