La adolescente que fue señalada como la autora material de la muerte de un bebé de un año 9 meses de edad, fue vinculada a proceso penal, después de que el Juez de Control aceptó las pruebas aportadas por la Fiscalía General del Estado.
La imputada, una joven de 17 años fue presentada a la Audiencia Inicial, pero en apego al Sistema Integral de Justicia para Adolescentes, la defensa de la adolescente solicitó la ampliación del término constitucional para que le fuera resuelta su situación legal.
No obstante el Juez de Control y Garantías de Justicia para Adolescentes, dictó la medida cautelar de internamiento preventivo en las instalaciones del Centro Estatal para el Desarrollo del Adolescente (CEDA).
Una vez agotada la ampliación del término constitucional, el jueves por la tarde se desahogó la audiencia ante el Órgano Jurisdiccional, en donde la Fiscalía General del Estado a través del agente del Ministerio Público formuló imputación por homicidio doloso calificado en contra de la imputada.
Una vez valoradas las pruebas aportadas, el Juez de Control dictó el auto de vinculación a proceso aunado a la medida cautelar de prisión preventiva, por lo que la mujer permanecerá recluida en el CEDA durante un plazo de 45 días naturales, tiempo que fue fijado para el cierre de la investigación complementaria.
Fue la semana pasada cuando la adolescente de 17 años mató a golpes a un bebé de 1 año y 9 meses, en el interior de un domicilio ubicado en la colonia Chicahuales, en el municipio de Jesús María.
Durante las investigaciones realizadas por agentes del Grupo Homicidios de la PME, se estableció que en ese domicilio, el bebé estaba al cuidado de los papás de la imputada.
Sin embargo, debido a que dejaban que ella lo cuidara, constantemente lo golpeaba y maltrataba.
Aparentemente, la adolescente lo mató a golpes debido a que ensució el pañal y cuando iba a cambiarlo, también ensució un mueble de la casa, lo que le provocó coraje hacia el bebé.