Staff
Agencia Reforma

CANTON, Ohio, EU.- Ray Lewis se hacía notar desde que entraba al emparrillado.
El linebacker no sólo se hizo famoso por ser el líder de una de las mejores defensas de la historia y por atemorizar a los quarterbacks contrarios, sino también por su famoso baile que formaba parte de su rutina antes de los juegos y que daba pie a que el resto de sus compañeros entraran al campo.
“Ésa es mi firma. Todas las otras poses de linebackers, puede ser cualquiera, pero no ésta… ellos sabrán quién es él”, comentó la leyenda de los Cuervos de Baltimore.
Lewis, quien es el primer jugador en la historia de la NFL con al menos 40 capturas y 30 intercepciones de por vida, encabeza la Clase 2018 del Salón de la Fama del Futbol Americano Profesional, al cual será exaltado mañana.
Los también linebackers Brian Urlacher y Robert Brazile; los receptores Randy Moss y Terrell Owens, además del safety Brian Dawkins, el guardia Jerry Kramer y el ex gerente general de Pieles Rojas de Washington, Bobby Beathard, se convertirán en inmortales.
Lewis lideró a los Cuervos a dos títulos de Súper Tazón y la defensa que él encabezó en 2000 es considerada una de las mejores de la historia.
Urlacher ayudó a los Osos de Chicago a ganar cuatro títulos divisionales y es el líder de la franquicia en tacleadas. Además, encaminó al equipo al Super Bowl XLI.
Sin embargo, durante una parte de su carrera estos dos jugadores vivieron los estragos de enfrentar a Owens y Moss, quienes son segundo y cuarto en yardas por recepción, y tercero y segundo en touchdowns por aire, respectivamente, en todos los tiempos.
A diferencia de Moss, el apodado “T.O.” siempre estuvo en la polémica, y ésta no será la excepción, ya que decidió no acudir a la inducción en Canton y hacer una ceremonia propia en la Universidad de Tennessee en Chattanooga.
“Después de visitar Canton a inicios de este año, sentí el deseo de celebrar el que será uno de los días más memorables de mi vida, en otro lado”, dijo Owens, en su momento.
Dawkins fue nombrado el Jugador Más Valioso a la defensiva por las Águilas de Filadelfia en cinco ocasiones, y registró cerca de 100 tacleadas por temporada en su carrera.
Brazile, Kramer y Beathard fueron elegidos por el comité de veteranos.