En problemas por 500 pesos

Policías Estatales lograron la captura de un asaltante, quien minutos antes había amenazado a un despachador de una gasolinera, para despojarlo de 500 pesos. Este delito ocurrió en el municipio de San Francisco de los Romo.
Los hechos se registraron cuando el número de emergencia 911 atendió el reporte de que en una gasolinera, ubicada sobre la carretera federal 45 norte, a la altura del kilómetro 17+800, era necesaria la presencia de los uniformados luego de que se había registrado un violento asalto.
Teniendo conocimiento sobre lo sucedido, elementos de la estatal se trasladaron de inmediato hasta el lugar del llamado, donde al llegar fueron informados por uno de los trabajadores de la estación de servicio que minutos antes había llegado un sujeto, a bordo de una camioneta color verde, tipo vagoneta, con un golpe en la salpicadura delantera izquierda y el faro principal derecho también dañado, de la cual descendió una persona de sexo masculino, con vestimenta de pantalón de mezclilla claro y una sudadera gris, quien solicitó se le abastecieran 200 pesos de combustible, siendo en ese momento cuando el acusado sacó de sus pertenencias una pistola, que le fue colocada al afectado a la altura del abdomen, al tiempo que exigía le fuera entregado el efectivo; tras lograr su cometido el ladrón abordó la camioneta y emprendió su fuga.
Con la información obtenida, los elementos de la Policía Estatal implementaron un operativo en la zona para ubicar dicha unidad, recorriendo terracerías y carreteras aledañas.
Fue al circular sobre la carretera estatal 85 km 0+500, donde los oficiales detectaron en circulación la camioneta que coincidía con las características descritas, por lo que la interceptaron, impidiendo que continuara su marcha.
La camioneta era conducida por quien dijo llamarse Ludwig, de 33 años de edad, a quien además se le encontraron 30 pastillas psicotrópicas entre sus pertenencias, sin embargo, no se localizó arma alguna.
Finalmente, Ludwig fue detenido y puesto a disposición del agente del Ministerio Público del Fuero Común, toda vez que fue identificado plenamente por la parte afectada.