La falta de recursos es la limitante para una adecuada atención en salud mental en Aguascalientes. A decir de la coordinadora de la Asociación Voz Pro Salud Mental de Aguascalientes, Martha Radillo Preciado, aparte del Hospital de Psiquiatría se requiere de un lugar de recuperación para los pacientes.

Radillo Preciado reconoció que en Aguascalientes las instituciones de salud son eficientes, pero trabajan con mucha limitación en donde los presupuestos son pocos, pero para salud mental todavía son menos.

“Por ejemplo, una persona que tiene una crisis, se supone que debe de tener un tiempo de internamiento y un tiempo de recuperación, pero no hay dónde la persona lo viva porque del Hospital de Psiquiatría va de nuevo al hogar, es decir, al foco de problemática. No existe un lugar de recuperación. Estamos a años luz de esto, sin embargo, se está trabajando por ello”.

Martha Radillo Preciado enfatizó que actualmente en Aguascalientes no se tiene esa capacidad, contrario a otras ciudades del país, de abrir un espacio para este tipo de recuperaciones.

“Tenemos 13 años platicando sobre eso, pero la respuesta es la falta de recursos. Una cosa es el ISSEA y otra el Hospital de Psiquiatría, ambas dependen de instancias diferentes. Lo ideal es que entre ellos se comunicaran, pero como no lo hacen, nosotros como Asociación Voz Pro Salud Mental tenemos que hacer esa labor”.

La coordinadora de la Asociación lamentó además que muchos pacientes con problemas de salud mental abandonen los tratamientos por no contar con una atención psiquiátrica y psicológica continua, por los efectos secundarios de algunos medicamentos y porque en el cuadro básico de medicamentos de las instituciones de seguridad social, tales como el IMSS, ISSSTE e ISSEA, no aparecen algunos de los mejores medicamentos o los más actuales para que los pacientes puedan acceder a una medicación continua y permanente.

“Un paciente con enfermedad mental que es atendido apropiadamente con su medicamento y su terapia, puede hacer su vida normal como cualquier persona, es como cualquier padecimiento, con esperanza de vida”.