El Sistema Nacional Anticorrupción y los estatales quitaron al presidente y a los gobernadores el rol protagónico del combate a la corrupción, que no les correspondía, y se lo dieron a la ciudadanía, “por eso tiene el potencial de ofrecer otros resultados a la sociedad”. Así lo señaló el presidente del Comité de Participación Ciudadana del SNA, José Antonio López Presa, quien dejó en claro que la figura de “adalid anticorrupción” que antes ejercieron los ejecutivos, federal y estatales, nunca fue suyo.
En entrevista con El Heraldo, en el marco de su visita a Aguascalientes, recalcó que ahora en manos de la ciudadanía, el SNA tiene el potencial de ser una alternativa al añejo combate a la corrupción, que terminaba siendo catalogado como venganza política y que nunca se explicó a la sociedad.
“La conducción ahora está en manos de ciudadanos que deben elaborar políticas, acciones y encaminar trabajos, respaldados por instituciones que deben consolidarse y respetarse en su autonomía, especialmente las dedicadas a la administración, procuración e impartición de justicia”.
En ese sentido, López Presa consideró que en medio de un proceso electoral como el que se desarrolla en Aguascalientes, y otras entidades, el principal reclamo que debe hacerse a los candidatos es que no caigan en verdades a medias, acusaciones sin pruebas, pero por encima de todo que se “dejen ver” a través de su declaración 3de3.