En los partidos nos complican el camino

En la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, la alcaldesa Tere Jiménez ahondó en la violencia política de género que enfrentó, y relató a El Heraldo que ese tipo de agresión es una realidad en los diferentes partidos políticos, incluido el PAN. Agregó que con frecuencia les dicen a las mujeres que no tienen la capacidad y no les otorgan la confianza, motivo por el cual ellas deben ejercer un triple esfuerzo.
Explicó que esas situaciones de violencia política se viven desde el momento de querer postularse, ganar una precandidatura, una candidatura y finalmente demostrar que saben gobernar. Detalló que hay mayores resistencias cuando las mujeres son jóvenes. “Sin duda es algo que me ha tocado vivir desde que fui diputada federal”, reveló. “Nadie me ha regalado nada, he tocado las puertas de los militantes.
“Si hubiera sido la decisión de otras personas yo jamás habría sido candidata y hasta la fecha se tiene una diferencia entre los hombres y las mujeres. Yo invitaría a que hombres y mujeres comiencen a respetarse, todos tenemos las mismas capacidades y los mismos derechos para acceder a un puesto público”, instó la alcaldesa.
Finalmente, señaló que frente a esas situaciones se ha sabido mantener de pie por sus convicciones de trabajar por la ciudadanía. “Mi motivación es ayudar a los demás. Me encanta lo que hago. Las críticas constructivas las recibo y son valiosas, y no me molesta cuando me dicen que estoy equivocada, por el contrario, los escucho”.

FINCADA EN LA FE. En entrevista con El Heraldo, Tere Jiménez compartió que cree en Dios y que Él es su fortaleza y su sustento: “Me permite tener la fuerza suficiente, me manda la sabiduría y el conocimiento para la toma de decisiones”. En este sentido, dirigió un consejo a las mujeres y los jóvenes: “Desde que tengo razón y le puse valor a las cosas, entendí que el valor más importante es el espiritual, y desde ahí tomo las decisiones”.
“Le puedes mentir a mucha gente y hacer lo que quieras, pero a Dios no le puedes mentir ni traicionar, y Él pone a cada quien en su lugar, por eso confío y no me preocupo por el día de mañana ni por el pasado, porque sé perfectamente lo que estoy haciendo y siempre he querido un alcalde que actúe a favor de su sociedad y así lo hago”.