La delegada de la Prodecon, Pamela Cuevas Mendoza, informó que a lo largo del año, la principal causa para la cancelación del sello digital a los contribuyentes de Aguascalientes se relaciona con el tema de la no localización del domicilio fiscal, motivo por el cual lo desactivan y no se puede facturar electrónicamente ningún bien o servicio.

En entrevista con El Heraldo, la delegada de la Procuraduría de Defensa del Contribuyente recomendó a aquellas personas físicas o morales que se encuentran en una situación de no localización, que deben presentar una solicitud de verificación, es decir que el SAT vaya a su domicilio fiscal y una vez que lo encuentre, se acabe la irregularidad con la que fue colocado.

Es común que los contribuyentes digan que la autoridad fiscal no ha ido a verificar su domicilio fiscal, y mientras eso no suceda no pueden facturar electrónicamente, motivo por el cual pueden recurrir a la Prodecon a presentar la queja e intervenir con el Servicio de Administración Tributaria para resolver la situación.

Sin embargo, reconoció que de los casos atendidos por este motivo, también se encontraron contribuyentes que simulan operaciones fiscales, es decir falsamente montaron una oficina y no estaban trabajando de manera legal y por esa razón simplemente no se les ayudó por estar fuera de su obligación de pagar impuestos. “De cada cinco casos atendidos en Aguascalientes, tres son contribuyentes que operan dentro de la ley y dos se mueven dentro de la simulación y la ilegalidad”, reveló la funcionaria de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente.