Luis Carrillo
Agencia Reforma

CDMX.- Poco importa la batalla entre los exponentes de distintos géneros musicales, cuando en el planeta están sucediendo cosas mucho más relevantes.
Así piensa el cantautor argentino Fito Páez, quien ha pasado el 2018 promoviendo su más reciente disco, La Ciudad Liberada.
“La industria es como un dinosaurio en movimiento, se mueve lentamente, a mí me temen un poco porque voy muy rápido y a mi aire. En la música no están los enemigos… ni en la industria de la música”, externó en entrevista telefónica el sudamericano.
El músico, quien se presentará este mes en el mítico Carnegie Hall de Nueva York, expresó que cada época y cada coyuntura tiene su tipo particular de música.
“La gente se está muriendo de hambre en el mundo, hay muertos por todos lados, guerras, entonces ahí hay que concentrarse, más que en si tal música encontramos más o menos éxito. La música es un territorio donde se fundan proyectos. En todo caso hay que abonar el terreno para que sea cada vez más lindo y se aporte belleza al mundo, civilidad y ganas de conectar con los demás”, abundó.