Encanto y belleza fueron dones que agradeció Karla Michelle Castañón Rubio, a su llegada al templo del Señor del Encino, con motivo de sus quince años.
La hermosa señorita en su arribo a la edad de las ilusiones, se hizo acompañar por sus papás Karla Ivette Rubio Hernández y Francisco García Saucedo y sus padrinos Julián Martín González Flores y María de Lourdes Hernández López.
La bonita quinceañera recibió además de un emotivo mensaje del ministro de la Iglesia, nutridas y sinceras felicitaciones por parte de sus seres queridos, que participaron con ella de la solemne eucaristía.
Como parte del festejo en su honor, protagonizó además una especial recepción preparada para dicha ocasión, en cuyo escenario del lugar compartió una bella melodía con su orgulloso papá y demás invitados.