El presidente de Coparmex Aguascalientes, Raúl González Alonso aseguró que no hay línea dada a los empresarios para participar o no en la Consulta Nacional sobre el Aeropuerto de la Ciudad de México, que hoy inicia en todo el país.
Ellos están en libertad de participar o no y si alguien le encuentra sentido que lo haga, especialmente si tiene conocimiento técnico sobre el tema, de lo contrario, no se explica cómo se puede tomar parte en algo de lo que no se sabe, agregó.
En entrevista, recalcó que ese es el punto que ha vuelto “extremadamente polémica” esta consulta; preguntar sobre algo que el común de la población no sabe, así como la suspicacia de quien la aplica.
Y es que una cosa es que la convoque un gobierno electo, y otra muy diferente que la aplique quien no demuestra ser un órgano con experiencia en el tema, como podría ser el INE, sino que se da bajo un mecanismo poco claro.
En ese sentido reiteró que del sector empresarial puede acudir o no, según lo considere cada quien pues es una consulta personal, no organizada ni mucho menos gremial.
La postura de Coparmex sobre el tema es que si el gobierno federal no quiere operarlo, lo concesione a un privado; también, que si esa obra ya inició y tuvo anomalías, que se sancione conforme a la ley.
González Alonso indicó que los empresarios siempre se han pronunciado a favor de la transparencia y la exigencia seguirá siendo en ese sentido; “si hubo contratos amañados, que se sancione y se corrija, pero no que se cancele la obra, eso no puede ser”.
Consideró que no todo se tiene que consultar, hay situaciones muy concretas en que cada quien asuma sus responsabilidad y actuar en consecuencia, y el tema del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México debe ser uno de ellos.
Finalmente, recordó que echar atrás el proyecto del aeropuerto ya iniciado traerá consecuencias importantes como lo han advertido algunas calificadoras en el sentido de que si hay reversa, bajará la calificación de la deuda mexicana.