Aunque no llevaba látigo ni sombrero de copa alta, a este León lo pude domesticar con sólo presionar un botón en el tablero.
En el acto, la suspensión pasó de la rigidez a la soltura suficiente como para atravesar calles empedradas; el volante se volvió más dócil y el rugido desenfrenado del motor se convirtió en un ronroneo quedo.
Habíamos llegado a la ciudad de Oaxaca, y aquí lo mejor era ponerle correa a esta bestia llamada CUPRA 2018 que, de hecho, nunca antes se había visto más sofisticada. El hatchback deportivo de Seat presume ahora una sorpresa tecnológica en su panel de instrumentos digital o Dashboard.
Lo cierto es que manejar en la Autopista Tehuacán-Oaxaca tiene su chiste. Tramos con sólo dos carriles, curvas bordeadas por acantilados, camiones de carga, reparaciones de la carretera y hasta accidentes viales se combinan con el contorno de las serranías que adornan el horizonte en colores que van del verde limón, de los cactus, a los marrones y ocres de las zonas semidesérticas.
Es un territorio salvaje, sí, pero con una belleza que no puede dejar de admirarse.
Justo aquí vinimos a domar al CUPRA, una fiera que, con sus 290 caballos de potencia, está lista para responder a la menor provocación durante rebases y tramos abiertos. Pero lo mejor es no soltarle tanto la cadena, pues basta desconcentrarse unos segundos para alcanzar o, incluso superar, los 180 kilómetros por hora. Vaya, hay que tener en cuenta que su motor 2 litros turbo lo lleva, sin dificultad alguna, de 0 a 100 en 5.6 segundos.
El nuevo panel de instrumentos digital ayuda a mantener bien vigilada la velocidad. En sus 10.2 pulgadas no sólo muestra el tacómetro y el velocímetro análogos, sino que el conductor puede configurarlo para indicar la velocidad alcanzada con grandes números a los que bastará echarles un vistazo para no superar los límites establecidos.
¿Quieres anticiparte a las curvas? Presiona un botón en el volante y despliega el mapa con la ubicación del vehículo en el Dashboard. Así, puedes darte una idea de qué tan cerrada es la siguiente curva o cuán larga es una recta sin tener que consultar el teléfono o la pantalla del sistema de infoentretenimiento. Todo está ahí, al alcance de los ojos.
El Dashboard Digital también permite revisar la música, las llamadas entrantes del teléfono e, incluso, activar un cronómetro, por si decides llevarlo al autódromo.
Pero eso no es todo, al panel de instrumentos se suma el encendido del motor mediante botón así como un cargador inalámbrico de smartphone, por lo que si tienes un iPhone 8 o un Galaxy S9 bastará colocarlo en la consola para cargarlo.
Bueno, ¿y cuánto cuesta tanta novedad? Pues atención, he aquí otra de las sorpresas: el CUPRA 2018 mantiene el precio del modelo anterior pese a haber recibido la actualización tecnológica. O sea, la versión de 5 puertas seguirá costando 486 mil 900 pesos.
La verdad es que el auto de Seat conserva lo mejor de su antecesor: el precio, el apartado mecánico y el aspecto de un hatchback deportivo sobrio y elegante al que le basta presumir su deportividad en pequeños detalles como la salida de escape doble, los cálipers en color rojo y los rines de aluminio de 18 pulgadas.
Como bien dice el dicho, aunque el CUPRA se vista de tecnología, CUPRA se queda. ¿O cómo era?

Motor: 4 cilindros turbo de 2.0 l
Transmisión: DSG de 6 velocidades
Potencia: 290 hp
Torque: 258 lb-pie
Velocidad máxima: 250 km/h
$486,900

¡Participa con tu opinión!