La alegría de la Navidad fue compartida por los integrantes de la familia Plancarte, quienes disfrutaron su tradicional posada.
Mauricio Jiménez Plancarte y Maribel Medina de Jiménez, abrieron las puertas de su domicilio particular para llevar a cabo dicha celebración, en la cual fueron excelentes anfitriones.
Puntuales a la cita, llegaron las familias invitadas, mismas que llevaron consigo los obsequios que más tarde darían, al llevarse a cabo el intercambio de regalos.
Por la tarde, compartieron los alimentos al degustar la exquisita comida que fue preparada especialmente para la ocasión.
Después, cada una de las familias se tomó la foto del recuerdo, portando playeras personalizadas en dos colores diferentes: verdes y rojas.
Ya entrada la noche, los chiquitines tomaron su turno para intentar romper la piñata, la cual lograron derribar, emocionados de saborear delicioso dulces y golosinas.
De esta manera, la familia Plancarte logró el objetivo de fomentar la convivencia y transmitir las tradiciones a las nuevas generaciones.