Salvador Rodríguez López

Por decisión de la nueva administración federal desapareció el Seguro Popular (SP), lo que provoca que las personas o familias afiliadas desconozcan en qué condiciones quedan, aun cuando el Instituto de Servicios de Salud del Estado (ISSEA) señale que nadie “quedará desamparado”.
Como es del conocimiento general, para tener derecho a la atención se pagaba una cuota anual, que pese a que en muchos casos era un sacrificio económico se hacía con la finalidad de tener cierta tranquilidad en caso de enfrentar una eventualidad.
Con las modificaciones que hubo a partir de diciembre de 2018, cambió el panorama, registrándose una regresión a los tiempos en que quienes no tenían acceso a la seguridad social (IMSS o ISSSTE) tenía que acudir a los hospitales y dispensarios públicos.
El director del ISSEA, Sergio Velázquez García, busca tranquilizar a los inscritos en el SP, al afirmar que “se extinguirá el Seguro Popular, pero habrá nueva modalidad de atención”, por lo que “ninguna familia quedará desprotegida”.
Es un compromiso que, dijo, garantiza el derecho de acceso a los servicios de salud y medicamentos gratuitos de la población sin seguridad social, lo que ya está en marcha en varios estados como Quintana Roo, Tabasco, Veracruz, Campeche, Chiapas, Yucatán Guerrero y Oaxaca.
Cuando llegue su momento, Aguascalientes lo hará en los centros de salud y hospitales, “que contarán con los medicamentos, insumos, equipo y personal necesarios para ofrecer una atención de calidad a la población”.
El gobierno actual retoma la idea del anterior, de construir un sistema universal de salud “que elimine la fragmentación y segmentación social” y ofrezca “servicios de salud y medicamentos gratuitos, a través de la puesta en operación de un modelo de atención primaria de salud integrada”.
El funcionario sostuvo que la atención en el primer nivel se hará en clínicas, centros de salud y unidades médicas, “que serán responsables de la detección oportuna de enfermedades, con seguimiento adecuado para evitar complicaciones, tanto en la infancia como en la edad adulta”.
La atención incluye enfermedades crónico-degenerativas, cardiovasculares, de cáncer e infecciones agudas comunes, además de fortalecer las tareas de promoción de la salud y el impulso de acciones transversales con otras instancias de gobierno.
También se considera la implementación de redes coordinadas en que participen las instituciones federales y locales, a fin de garantizar la prestación de los servicios y la continuidad de los mismos. El propósito es que, a través de la Secretaría de Salud, la Federación difunda en estados y municipios las reformas legales y adecuaciones a las normativas, y esté en posibilidades de organizar, operar, supervisar y evaluar la prestación de los servicios de atención médica, asimismo, que los recursos asignados a los servicios de salud estatales se pongan a disposición de la Secretaría de Salud “para que conduzca la operación”.
En teoría es lo que está previsto, ahora falta que sea del conocimiento de los interesados y lo asimilen y así puedan acogerse a los beneficios que se dice, habrá con la eliminación del Seguro Popular, el que por cierto tuvo una duración efímera, al surgir durante el gobierno de Vicente Fox en 2002 como programa piloto, bajo la denominación Seguro Popular de Salud, que funcionó en cinco estados y en 2004, cuando entró en vigor la reforma, estaba en operación en 24 entidades, cuyas funciones regresan nuevamente bajo el dominio directo de la Secretaría de Salud, aunque ahora con facultades más amplias al tener control de los recursos que dispone cada estado para este sector.

CÍRCULOS POLÍTICOS
Para efectos prácticos, la Real Academia Española (RAE) señala que una “asociación” significa “el conjunto de asociados para un mismo fin y, en su caso, persona jurídica por ellos formada”.
Por su parte, el Código Electoral del Estado de Aguascalientes, en su artículo 58, establece que las Asociaciones Políticas Estatales “son formas de agrupación ciudadana que coadyuvan al desarrollo de la vida democrática y de la cultura política, así como a la creación de una opinión política mejor informada” y el mismo artículo deja en claro que no son partidos políticos, aunque tienen derecho a una parte de las prerrogativas económicas que reciben los partidos.
Podría suponerse que al ser círculos de estudio y análisis sobre la vida política tienen una opinión que ofrecer a los habitantes para que tomen la mejor decisión en materia política y electoral, pero en los hechos muy poco se supo lo que hicieron en los últimos años las cuatro asociaciones políticas acreditadas ante el Instituto Estatal Electoral (IEE): Corazón Hidrocálido, Camino Democrático, Voces Hidrocálidas y Vida Digna Ciudadana.
A final de cuentas, el 31 de diciembre de 2018 el IEE anunció que sólo Vida Digna Ciudadana, que preside el ex diputado del Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional, Adán Pedroza Esparza, fue la única que logró respaldar lo que dispone la ley, por lo que las demás desaparecieron con fecha 22 del mismo mes, lo que benefició a la única sobreviviente porque los recursos que se repartían entre todas será destinada exclusivamente a ella.
“Así lo establece la legislación y así se hará cumplir el Instituto Estatal Electoral una vez que redistribuya el monto de recursos a ejercer”, manifestó el consejero presidente del IEE, Luis Fernando Landeros Ortiz.
Aunque no es una cantidad importante la que se asigna a las citadas agrupaciones – en comparación con lo que reciben los partidos -, de cualquier manera los miles de pesos deben tener un fin útil y eficaz para la sociedad, por lo que se requiere un marcaje más directo de lo que hará este año Vida Digna, que la autoridad electoral no se dé por satisfecha con el informe que presente sino hacer supervisión de campo para comprobar que efectivamente desarrolla actividades en bien de la colectividad.

EXACTITUD IRREBATIBLE
Para aquellos que pusieron en tela de juicio la posición de Nissan sobre las razones que tiene el programa en marcha sobre la reducción de personal, hay un dato “duro” del Inegi: en 2018 Nissan se mantuvo como la automotriz con el mayor volumen de ventas, al colocar 312 mil 34 vehículos, cifra 14.4% inferior a la registrada en 2017, y General Motors, la segunda automotriz por volumen de ventas, comercializó 236 mil 69 unidades, 8.7% menos que en 2017. Uno de las razones para que se diera esta situación, señaló Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), fue que a lo largo del año se mantuvo el deterioro del poder adquisitivo de los consumidores de ingresos medios, motivado por altos niveles de inflación e incrementos de las tasas de interés, adicionalmente la economía estuvo sujeta a restricciones en la inversión y a fuertes presiones de incertidumbre financiera derivadas de factores externos como la renegociación del TLCAN y la guerra comercial desatada por Estados Unidos, además la renovación interna de los poderes Ejecutivo y Legislativo influyó de manera negativa en la decisión de compra.

ILUMINADOS
Dos personajes que en varias ocasiones estuvieron en Aguascalientes en su calidad de presidentes del Comité Ejecutivo Nacional del PAN – Germán Martínez Cázares y Manuel Espino Barrientos -, hoy están en otras trincheras. Germán Martínez como director general del Seguro Social en el gobierno lópezobradorista y Espino de secretario de Gobierno en el ayuntamiento de Naucalpan, Estado de México, encabezado por Patricia Durán Reveles (PT-Morena), con lo que ponen al servicio de otras causas lo que aprendieron y aplicaron en las filas blanquiazules, en una clara demostración que la ideología política sirve en estos tiempos como papel sanitario.