El presidente del INEGI, Julio Santaella, reconoce que para el Congreso de la Unión no es una prioridad el campo; hay rezago en la información agropecuaria y no se ha podido realizar el Censo Agropecuario, pues el último fue en el 2007 cuando debería ser cada 10 años; sólo se recurre a encuestas por falta de presupuesto.
Por otro lado, anunció que por primera vez se levantará la Ensanut (Encuesta Nacional de Salud y Nutrición), para conocer los hábitos alimenticios de la población, peso, talla e índice de masa corporal. Los resultados permitirán delinear estrategias para combatir la obesidad, que se ha convertido en un grave problema de salud.
Asimismo, comentó que de acuerdo a la RMVIPE, el delito más común es el robo a casas habitación y en la vía pública, y lo más lamentable es que sólo el 7% de los delitos se denuncian, por lo que existe una cifra negra muy elevada.
Además, ayer en rueda de prensa Julio Santaella informó que en dos semanas se darán a conocer los resultados del INPC (Índice Nacional de Precios al Consumidor); se reflejarán las modificaciones del consumo de los hogares.
Destacó que los proyectos más grandes, son el Censo Económico 2019, que se realiza cada cinco años; el trabajo más intenso se realizará entre febrero y mayo del año entrante.
De las unidades económicas a encuestar, el 95% emplean a 10 o menos trabajadores y se produce el menor valor agregado; además, al parafrasear a Vicente Fox, calificó a los pequeños negocios de changarros.
En cuanto al Centro de Población y Vivienda 2020, que se realiza cada 10 años, se harán las pruebas pilotos en septiembre y octubre próximos; participarán de 180 mil a 200 mil encuestadores.
Respecto a las encuestas de empleo, refirió que el 56% de los trabajadores se encuentran en la informalidad laboral y que las diferencias con las cifras que maneja el INEGI y el IMSS, obedecen a que hay quienes dan de alta a trabajadores (familiares o amistades sólo para que coticen), pero en realidad no trabajan, por lo que se realizarán acciones en conjunto, que den más certeza en los resultados.
Sobre la diferencia de las cifras que manejó el INEGI y el Secretariado Ejecutivo, del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en cuanto a homicidios, el funcionario dejó en claro que los muertos no se pueden esconder.
El Instituto informó que en el 2017 se registraron 31 mil 174 homicidios, en tanto que el SNSP, reportó 3 mil casos menos.
Finalmente, detalló que al 30 de junio el INEGI tenía 15 mil 400 plazas, de las cuales 8 mil 300 están distribuidas en los 32 estados; 5 mil 250 en Aguascalientes y 1,850 en la Ciudad de México.