Ante la presencia de la tormenta tropical Lidia, que pronostica lluvias continuas en los siguientes días, los cuerpos de emergencia capitalinos se alistan para brindar auxilio, pero se exhorta a la ciudadanía a atender medidas de precaución, lo que se acompaña con arduo trabajo preventivo en zonas propensas a encharcamientos e inundaciones.
Protección Civil Municipal realiza operativos constantes de supervisión en lugares propensos a encharcamientos, bordos y otros embalses como la presa de El Ocote, El Taray, Río San Pedro, Arroyo San Nicolás, Bordo Santa Elena, entre otros. Lo anterior en coordinación con el 4° Regimiento Mecanizado de la 14ª Zona Militar, a cargo del coronel de arma blindada, José Saúl Herrera Lara.
Por su parte, José Franco Toscano, encargado del despacho de la Coordinación Municipal de Protección Civil, señaló que se encuentran listos para activar los protocolos de emergencia en caso de que se intensifiquen las lluvias y, de ser necesario, abrir el refugio temporal, ubicado en calle Mier esquina con Coba, en el fraccionamiento Morelos.
Asimismo, en conjunto con la Dirección de Tránsito y Movilidad se supervisan las avenidas consideradas como puntos rojos, debido a que registran inundaciones considerables. Entre ellas están la avenida Alameda, Gómez Morín y la 45 norte (en la parte baja del desnivel frente a Altaria).
También la avenida Guadalupe González y avenida Eugenio Garza Sada; segundo anillo y avenida José María Chávez; Siglo XXI, avenida Aguascalientes y Mariano Hidalgo; así como Par Vial Gabriela Mistral, entre otros.
Por su parte, el director de Tránsito y Movilidad, teniente José de Jesús Rodríguez Benavides, señaló que en las últimas horas se han atendido 59 reportes de vehículos varados en diversos puntos de la ciudad.
Los funcionarios hicieron un llamado a la ciudadanía para tomar precauciones y así evitar percances, entre los que destacan manejar a una velocidad moderada, manteniendo una distancia prudente con el conductor de enfrente y prevenir choques por alcance; además de revisar el funcionamiento de los limpiaparabrisas y frenos del automotor.
Finalmente, exhortaron a no tirar basura en el arroyo vehicular; mantener limpias e impermeabilizadas las azoteas de sus domicilios; evitar cruzar corrientes de agua, ya sea caminando o en vehículo; y en caso de observar cables tirados en vía pública, evitar pisarlos, pues podrían tener electricidad; además, reportar riesgo de colapso o daño estructural en viviendas.

¡Participa con tu opinión!