Cada empresario junto con las mujeres que colaboran en sus centros de producción deben decidir en lo particular si participan en el movimiento Un Día Sin Nosotras y acordar si les pagan o no el 9 de marzo, señaló el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Pedro Gutiérrez Romo.
Precisó que muchos hombres de empresa están comprometidos con el apoyo a la mujer, “pero no es fácil dar el día, debe ser un criterio de la mujer que decida unirse y que ella sea la que solicite el permiso de ausentarse para respaldar esta causa que se convoca a nivel nacional”.
El dirigente del CCEA expresó que cada centro de trabajo deberá apoyar en la medida de sus posibilidades, pero lo que es cierto es que en cada uno de ellos se debe trabajar por el respeto a la mujer.
Gutiérrez Romo apuntó que las empresas que decidan apoyar este movimiento deberán absorber la parte económica que ello les represente al ausentarse su personal, pero es importante generar un nuevo entorno de respeto y tolerancia entre todos.
Consideró que en México no debería haber paro nacional desde el punto de vista que todos debemos respetarnos y apoyarnos, pero se sabe que el problema de la mujer es ancestral, pues vive la violencia desde el bullying, entre hermanos, al interior del hogar, matrimonial, violación, crimen y muerte. Es un tema social muy complejo y que debe trabajarse desde lo educativo.
México trabaja mucho en nuevas reglas, pero el asunto es que se vayan cumpliendo cabalmente una a una. Se quiere aumentar las penas por feminicidio, ya se quisiera que se aplicaran las del homicidio, sino ser estricto, evitar la impunidad, pero sobre todo los gobiernos deben trabajar para que las mujeres salgan adelante.