El presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Aguascalientes, Pedro de la Serna López, se sumó al llamado al Congreso local para que actúe respecto del financiamiento a partidos políticos y que éste sea menor, mesurado, adecuado al momento económico del país y sobre todo corresponda al esfuerzo de cada organización para llevar a las urnas a sus supuestos simpatizantes.

En entrevista, el líder empresarial dijo que la aplicación de los criterios que avaló la Suprema Corte de Justicia de la Nación en el sentido de determinar el monto de recursos públicos a la actividad partidista, son oportunidad para demostrar que el Legislativo atiende los intereses ciudadanos y no los partidistas.

Después de ver la cantidad exorbitante de dinero que estará disponible para los partidos políticos durante la próxima elección, no solamente se está de acuerdo con la denominada Ley Kumamoto, sino que debe considerarse un deber tomarla como ejemplo para su aplicación en este y en todos los estados del país.

“Es momento de que los partidos políticos, que transitan por una grave crisis de credibilidad y son señalados por diversos factores negativos y que los desprestigian, asuman responsablemente su escenario y redoblen esfuerzos en sus tareas políticas respecto de las necesidades y planteamientos ciudadanos. Y es oportunidad igualmente para los legisladores, crear ese andamiaje en el que los actores políticos reciban lo proporcional al trabajo que lleven a cabo durante sus actividades ordinarias en tiempos no electorales y las de campaña en los procesos comiciales”.

Será una forma de compensar su productividad, como en cualquier empresa, como en cualquier trabajo en el que no se tiene nada ganado hasta el momento en que se lleva a cabo una acción especifica y se obtienen resultados.

Es un hecho, dijo, que la participación ciudadana en las urnas desde hace varios procesos es cada vez menor y si bien una elección presidencial siempre motiva más a la sociedad y despierta mayor interés, es importante que se trabaje aun más desde las fuerzas políticas para que acuda más gente y entonces sea un ganar-ganar.

De la Serna López consideró que incluso los partidos pequeños tienen la oportunidad de medirse en el escenario político, pues aunque algunos están enfocados sólo a sobrevivir a la sombra de sus alianzas con los más grandes, existen otros con potencial para crecer y convertirse en fuerza de arrastre y con capacidad de competencia democrática.