Emprenden una vida juntos

En una celebración eucarística efectuada en la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, Edwin José Quiroz Báez y Angélica Ruvalcaba Hernández se aceptaron para toda la vida como marido y mujer.
El ritual sacramental se llevó a cabo ante la presencia de Érick Ruvalcaba Robles y María Eugenia Hernández Morales, papás de Angélica, así como por Biviano Quiroz Capuchino y Gabriela Báez Hernández, padres de Edwin José.
Ya como esposos, participaron de un agradable brindis que contó con la presencia de sus seres queridos, de quienes recibieron un gran número de felicitaciones y buenos deseos para su vida matrimonial.