Dos roomies de un departamento en La Roma se pusieron a emprender cuando descubrieron que ambos tenían empleos similares y querían darle un impulso a sus carreras.
“Empezamos a escalar, íbamos una vez al día y en el camino hablábamos, íbamos tirando ideas durante el recorrido”, dijo Amadeuz López, cofundador de Cajanauta.
Así surgió la startup, que comenzó a operar este año, que se dedica a gestionar las ventas de empresas y vendedores independientes a través de tiendas en línea.
“Tú puedes tener tu propia tienda en línea, y puedes mandar el producto a tus clientes como tú quieras, pero cuando vendes con Amazon o MercadoLibre hay una calidad que es la mínima que se espera, y aunque tú pongas en Google “calcetín para correr” y sea tu producto, de todos modos va a aparecer Amazon primero”, explicó López.
El equipo de Cajanauta ofrece servicios de almacén, empacado y envío para los productos de sus clientes en internet. Suben los productos a tiendas como Amazon, Mercado Libre, Kichink o páginas propias. Llevan el inventario de los productos vendidos, y finalmente, hacen una evaluación de los sitios más exitosos para cada tipo de empresa según el mercado.
“Lo que hacemos es expandir los puntos de venta digitales para las empresas”, explicó Juan Diego Bermeo, cofundador de Cajanauta.
“Para nosotros un punto de vista no es abrir un ecommerce sino tener presencia digital”.
Cajanauta cobra comisiones a sus clientes pero sólo por cada venta concretada. La startup evalúa una tarifa máxima de 30 por ciento donde ya se incluye la tarifa de la plataforma donde se venden los productos. Hasta el momento, los emprendedores trabajan con pequeñas empresas como Remedios Mágicos o globales como Medi, que vende equipo ortopédico.
El siguiente paso para los emprendedores es convertirse en software. Hasta el momento, Cajanauta opera en línea pero vende y gestiona de forma manual. Por eso, están desarrollando su propio software con el que una aplicación web será la que se encargue del proceso, y les permitirá ofrecer sus servicios, en teoría, de forma global.
“Primero vamos a usarlo nosotros con nuestros clientes, ver qué falta, dónde no es intuitivo, hacerle todos los cambios, y después poder lanzarlo al público”, dijo Bermeo.
Para hacer su empresa, Amadeus y Juan Diego han invertido cerca de 200 mil pesos. En su equipo también se encuentra Sigifredo Estrada, encargado de la parte legal, y tres empleados más, pero pronto podría llegar un ‘ángel’ que los impulse. La startup forma parte de un programa de Angel Ventures, y en unos meses se abrirán a inversión para catapultar sus planes.
“Queremos ser LA app de ecommece y que pueda conectarse con cualquier sitio de venta de productos en línea”, concluyó López.

Conócelos: cajanauta.com

¡Participa con tu opinión!