CDMX.- Alcanzar el mejor resultado para propiciar que más mexicanos se interesen en los deportes invernales es la meta de la pequeña delegación tricolor que competirá en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang 2018 y fue abanderada este miércoles.
Germán Madrazo, especialista en esquí de fondo, recibió el Lábaro Patrio de manos del miembro honorario del COI Olegario Vázquez Raña en una breve ceremonia en la plaza principal del COM.
Madrazo estuvo acompañado en la escolta por los otros dos hombres que clasificaron a la justa coreana Robert Franco, quien competirá en estilo libre, y Rodolfo Dickson, que lo hará en alpino. Sarah Schleper llegará directo a la sede olímpica.
“Ser abanderado es el primer gran resultado de la vida, es el honor más grande que pueda tener como mexicano.
Mi expectativa es morirse en la raya por la bandera y por un país que merece este esfuerzo”, expuso Madrazo, el único de la delegación que no tiene vínculos con estadounidense o canadienses, pues sus compañeros tienen padres de esos países o viven en lugares de EU o Canadá.

Recibe Germán Madrazo honor de ser abanderado

Ser el último en obtener el pase a Pyeongchang 2018 en el filtro que cerró el proceso clasificatorio le redituó a Germán Madrazo, de 43 años, encabezar la pequeña delegación mexicana en el desfile de la Inauguración de los próximos Juegos Olímpicos de Invierno.
El esquiador de fondo recibió ayer de manos del miembro honorario del COI, Olegario Vázquez Raña, el Lábaro Patrio en una breve, pero emotiva ceremonia en la explanada principal del COM.
Robert Franco, quien competirá en estilo libre, y Rodolfo Dickson, que lo hará en alpino, así como el Jefe de Misión Carlos Pruneda y los entrenadores Alfredo Gorráez y John Franco integraron la escolta que arropó a Madrazo.
“Ser abanderado es el primer gran resultado de la vida. Es el honor más grande que pueda tener como mexicano”, expuso el esquiador que competirá en la prueba de 15 kilómetros.
“Mi expectativa en los Juegos es morirse en la raya por la bandera y por un país que merece este esfuerzo”.
Madrazo es el único de la delegación que no tiene vínculos con estadounidense o canadienses, pues sus compañeros tienen padres de esos países o viven en lugares de EU o Canadá.
Robert, Rodolfo y Germán viajan el 3 de febrero a Pyeongchang, donde los alcanzará la otra seleccionada tricolor Sarah Schleper. Adrián Basilio/Agencia Reforma.