La mañana de ayer se vivió un encuentro magnífico entre dos equipos que actualmente son de lo más grande en el futbol mundial. El Real Madrid recibió al Atlético de Madrid en la Liga de España, ambos necesitados de tres puntos para no dejar escapar al Barcelona que además de invicto parece el campeón inevitable de la Liga. No decepcionó el choque, las llegadas fueron constantes en ambos lados además de que las dos figuras de los equipos respondieron en la hora importante y los arqueros fueron figuras.
Atrás, fiel a su costumbre comenzaron los colchoneros, buscando defender el cero en su portería para contragolpear de forma rápida a través de Griezmann y Costa. Esto fue aprovechado por los merengues que tocaron una y otra vez a la puerta visitante. Ronaldo, Bale, Asensio, hasta Kroos con remates al arco, pero la defensa del Atleti respondía bien ante los embates madrileños además de que el esloveno Jan Oblak demostró por qué es uno de los mejores porteros del mundo en la actualidad. En la contra los visitantes tuvieron algunos chances de poder mojar en la meta rival, sin suerte y el primer tiempo murió sin anotaciones.
Para la segunda mitad las cosas se pusieron interesantes cuando al 53′ Gareth Bale desbordó por la banda izquierda para mandar un centro cruzado, Cristiano Ronaldo agarró el balón de volea para sacar un potente disparo cruzado que abrió el marcador ante un Bernabéu que explotaba con el gol de su crack. Más se tardó en festejar el Madrid que en recibir el empate; al 57′ apareció el francés más carismático de la actualidad con una gran combinación con Vitolo en el área para definir sin arquero cruzado y empatar el encuentro, el gol lo celebró de manera pícara con un baile que calentó a los locales que se veían empatados de forma inmediata.
Tras el empate, los colchoneros crecieron en el partido y tuvieron varias oportunidades de gol; al 58′ Koke remató desde el manchón penal con una volea potente que Keylor Navas sacó de manera impresionante, evitando la voltereta visitante. Las últimas dos fueron para el Real Madrid a través de Sergio Ramos, en el 90′ con un tiro libre impecable parecía el gol del gane para los locales, Oblak sacó la pelota de la horquilla superior izquierda con tremenda atajada y en el tiro de esquina consecuente Ramos remató de cabeza apenas desviado del marco.
Con el empate Atlético llega a 68 unidades, mientras que el Real Madrid a 64. Ambos ven de lejos al Barcelona que presume 79 unidades y agradece que el derbi de Madrid se haya quedado en empate pues se escapa más en su búsqueda de conseguir un título de liga más para su causa.