Ahora fue en los municipios de Asientos y Tepezalá donde cayó una impresionante tormenta que desquició a sus habitantes.
Fue aproximadamente a las 18:30 horas del jueves, cuando se registró una fuerte lluvia acompañada de viento y truenos, que se prolongó por más de media hora.
Lo anterior provocó inundaciones en los poblados de San Gil, municipio de Asientos y El Porvenir, municipio de Tepezalá, donde el nivel del agua superó el metro de altura.
Lo anterior provocó la movilización del Ejército Mexicano, Protección Civil Estatal y Bomberos del Estado, quienes con apoyo de policías estatales y policías preventivos de Asientos y Tepezalá, fueron desalojadas más de 30 personas, debido a que 10 viviendas quedaron completamente inundadas.
Cabe destacar que en el poblado de Villa Juárez, Asientos, Gobierno del Estado habilitó un refugio temporal, aunque las personas afectadas prefirieron resguardarse con algunos familiares.
Debido a la fuerte lluvia se registró la crecida de un arroyo que cruza algunos poblados de Asientos, por lo que personal de Protección Civil del Estado y Bomberos Estatales se mantenían en alerta.
Más noche se informó que después de que cesó la tempestad, el nivel del agua del cauce ya había disminuido hasta un 50%, por lo que ya no representaba ningún riesgo para la población.
En tanto, en el municipio de Aguascalientes se reportaron precipitaciones intensas en poblaciones rurales del sur, aunque sin poner en riesgo a sus habitantes.