Poder impartir una clínica a 250 niños y jóvenes en la Alberca Olímpica “Francisco Márquez” fue motivo de elogio por parte del dos veces campeón olímpico en natación Shaun Jordan.
El estadounidense, ganador de dos oros en el relevo 4X100 libre, resaltó la importancia de que la alberca siga teniendo uso después de 50 años de celebrarse los Juegos Olímpicos de México 1968.
“Hay muchas albercas olímpicas que recientemente no tienen agua. Ver que muchas de las instalaciones se siguen usando después de 50 años o son modernizadas es fantástico”, indicó Jordan tras una firma de autógrafos.
Jordan y el siete veces medallista olímpico Aaron Peirsol, impartieron la clínica donde compartieron técnicas para mejorar el estilo libre y dorso, como parte de los eventos del 50° Aniversario de México 68.
“Es fantástico estar aquí en una alberca olímpica, los chicos se emocionan mucho, la Ciudad de México es uno de mis lugares favoritos del mundo, pasamos un gran momento con estos muchachos”, comentó Jordan.
Los medallistas olímpicos mexicanos María Teresa Ramírez, bronce en México 68 en 800 metros libre, y Felipe “Tibio” Muñoz, campeón en la prueba de 200 m pecho, volvieron al escenario de su logros para estar presentes durante la clínica, que duró más de una hora.
“Ellos (Jordan y Peirsol) vienen (a la CDMX) a otro evento, pero cuando los invitaron a venir aquí a platicar con los niños, lo aceptaron inmediatamente.
“La verdad habla del tipo de personas que son ellos, el convivir con los muchachos, el dar algunos consejos y tips de campeones olímpicos a los muchachos que están nadando, pues es magnífico”, expresó Muñoz. Yarek Gayosso/Agencia Reforma.