Una mujer que se encontraba bajo los influjos de las bebidas alcohólicas y había sido detenida por causar disturbios, intentó suicidarse en una de las celdas de la Comandancia de la Policía Preventiva del municipio de Calvillo.
Afortunadamente, uno de los oficiales que estaba encargado de la vigilancia en el área de los separos policiacos, logró percatarse de las intenciones de la mujer y logró descolgarla justo a tiempo.
Aunque fue trasladada para valoración al Hospital General de Calvillo, se determinó que la mujer no presentaba lesiones en el cuello o cervicales.
Los hechos se registraron el lunes a las 13:30 horas, cuando uno de los policías preventivos de Calvillo que se encontraba realizando labores de vigilancia en el área de separos de la DGSPM, descubrió cuando una mujer se ahorcaba con una cobija que había amarrado a los barrotes de una celda y el otro extremo a su cuello.
De inmediato el oficial la desató y luego pidió ayuda a sus compañeros, por lo que momentos después llegó una ambulancia del ISSEA, cuyos paramédicos procedieron a brindarle los primeros auxilios.
Quien intentó suicidarse fue una mujer identificada como Patricia, de 31 años, quien minutos antes había sido detenida por policías preventivos de Calvillo en la colonia López Mateos, por provocar disturbios al encontrarse bajo los influjos de las bebidas alcohólicas.