Por muy agudo y difícil que sea tomar una decisión cuando se trata de personas que trabajan en el mismo espacio, es ineludible hacerlo para evitar que la fuente se esparza y es lo que hace la magistrada presidenta del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), Gabriela Espinosa Castorena, al informar que están en marcha dos actos en contra de dos empleados a los que la Contraloría Interna del Poder Judicial encontró indicios de corrupción.

Dijo que bajo ninguna circunstancia se tolerará actos ilícitos, así sea por un monto mínimo, por lo que en cuanto se detecte algún hecho de inmediato se le dará vista al Ministerio Público (MP) para que lleve a cabo las indagatorias que sean necesarias y de haber probanza se consigne ante un juez.

En uno de los casos se encontraron actos ilegales, por lo ya se vinculó a proceso, lo que automáticamente separa al involucrado del servicio y se encuentra sujeto a investigación complementaria; en tanto que en el otro, está en manos del agente del MP para que proceda conforme a las evidencias obtenidas.

“Se promoverá lo que sea necesario para evitar cualquier expresión de corrupción al seno de la estructura jurisdiccional de Aguascalientes”, afirmó, lo que de ninguna manera debe sorprender al personal de todos los niveles puesto que desde que asumió la presidencia del STJE anunció como algo fundamental evitar, y en su caso, combatir cualquier acto de corrupción al interior del servicio de administración de justicia.

Para hacer realidad ese objetivo, subrayó, se tomaron medidas para fortalecer la Contraloría, profesionalizándola para que existan mejores condiciones de vigilancia y cumplimiento de las normas administrativas y presupuestales que cada área debe cumplir.

Hizo hincapié en que los actos que lleven a cabo los empleados del Poder Judicial “deben estar sustentados en el marco de la legalidad, así como en la eficiencia y la transparencia”, lo que está soportado en el Código de Ética del PJ que se emitió en agosto pasado, por lo que nadie puede estar ajeno a dar cumplimiento a su contenido.

La publicación del citado Código se adecua a lo dispuesto en el Sistema Nacional Anticorrupción, por lo que era necesario que el STJE se ajustara.

De los dos asuntos en curso Espinosa Castorena no amplió la información, ya que se encuentran en curso, por lo que será el Ministerio Público quien defina si hay elementos suficientes para que un juez los conozca, y a su vez lleve a cabo las actuaciones que considere para definir lo que procede, que puede ser acto de libertad o de involucramiento a juicio.

Ojalá que la actitud asumida por el Poder Judicial del Estado, de fortalecer la Contraloría Interna, sirva de ejemplo para todas las dependencias de los poderes Ejecutivo y Legislativo, de organismos descentralizados y paraestatales y de los 11 municipios, para que sean entes auténticamente autónomos.

La única manera de lograr ese propósito es que trabajen con plena libertad de acción y en cuyos resultados no se interpongan las órdenes superiores, el influyentismo o el valemadrismo. Si se quiere erradicar la corrupción es indispensable ejercer una vigilancia férrea en todos los actos de los servidores públicos, quienes a su vez, sabedores de las consecuencias que puede provocar un hecho ilegal –que además de perder el empleo serán consignados y podrían terminar en la cárcel– evitarán caer en la tentación, en bien propio, de su familia, de la dependencia para la que trabajen y de la propia sociedad.

INVERSIÓN VANA

Un millón y medio de pesos fueron destinados por el Ayuntamiento de Aguascalientes en la compra de dos drones y el equipo complementario, pero cuando se disponían a utilizarlos se dieron cuenta que no pueden aprovecharse en la mancha urbana por una prohibición federal.

Lo anterior deja constancia que no hubo la investigación indispensable antes de comprarlos y que la empresa que los vendió tampoco advirtió a la autoridad municipal si eran los adecuados para los fines que se proponía.

En la Secretaría de Desarrollo Urbano dieron a conocer que se pretendía actualizar la cartografía, supervisión y una autofoto del municipio, tecnología innovadora que no se podrá utilizar en la mancha urbana por disposición federal, al no permitir sobrevuelos con equipo con un peso superior a 2.5 kilogramos.

El equipo que se adquirió no permite el vuelo en zonas pobladas, conforme a las disposiciones de Aeronáutica Civil, ya que cada una pesa más de 12 y 15 kilogramos, con lo que se esperaba hacer levantamientos cartográficos y topográficos.

El propósito era actualizar la información que se tiene sobre el particular y que data de los años 2009 y 2013, por lo que hay un rezago de seis años. Son referencias necesarias para tomar decisiones de carácter geográfico por capas que facilite el monitoreo en la infraestructura municipal, cauces, ríos, arroyos, restricciones, equipamiento para comercio y para escuelas, inclusive de luminarias y contenedores para basura.

Se habían inclinado por los drones grandes porque tienen hasta hora y media de vuelo, mientras que los de menor escala apenas duran 30 minutos respecto a las baterías que utilizan y lo único que cabe ahora es buscar que la firma los cambie por los más pequeños.

Lo que se asoma en este asunto es que en ese afán de ser independientes en todo los funcionarios municipales no paran en mientes, y que en lugar de haber comprado los citados drones pudieron haber solicitado esos trabajos al Inegi o a una empresa particular que lleve a cabo dichas tareas, lo que podría significarle un ahorro, ya que con los drones deben tener personal especializado para su manejo y mantenimiento.

Por lo pronto, como dijera el Monje Loco: “Nadie sabe, nadie supo”, consecuentemente no hay responsables. Hasta el momento ni siquiera una llamada de atención a quien dispuso la compra de los aparatos, que aun cuando hay dinero suficiente en el Gobierno Municipal, son recursos públicos que deben tener una utilidad a favor de los habitantes y en este caso el millón quinientos mil pesos los obtuvo la firma respectiva.

CÓMO ACEPTARLOS

Apenas sale del cascarón y ya enseña las garras, así no se puede admitir un liderazgo que pretende ejercer por mandato del gurú. Su arribo a la Presidencia de la República con sólo tres años de haber surgido podría ser un caso único a nivel internacional, sin embargo sus integrantes son viejos lobos del mar en la política, al haber abrevado de los demás partidos, inclusive, quienes hoy ejercen cargos del máximo nivel tienen su origen en el PRI y más tarde se unieron al PRD o al PT.

En Aguascalientes, Morena ha pretendido dominar el escenario, pero su primer revés lo vivió el pasado mes de julio y actualmente disputan con fiereza el liderazgo estatal, por lo que lejos de atraer la simpatía de los ciudadanos los ven como más de lo mismo, de lo que tanto ellos repudian en las conferencia mañaneras pero que al atardecer se les olvida.

AQUEL DÍA

Como dijera el clásico, bajo el signo de Libra nació un 22 de octubre Mario Fernando Mora Legaspi. Era un lunes y fue el primer hijo de don Mario Mora Barba y doña Amelia Legaspi. En esta fecha cumple 24 mil días de vida y cómo olvidar los sucesos de esas fechas, ya que al día siguiente del alumbramiento comienza la revolución húngara, el día 26 tropas del Pacto de Varsovia invaden Hungría; el 28 se funda TV Española, la primera televisión en la historia del país; el 29 invade Israel la península del Sinaí y el día 31 el Reino Unido y Francia comienzan a bombardear Egipto para forzar la apertura del Canal de Suez. Más atrás, el 22 de octubre de 1575, nace oficialmente la Villa de Nuestra Señora de la Asunción de las Aguas Calientes, con la cédula real autorizada por Felipe II y declarada por el doctor Jerónimo de Orozco, presidente de la Real Audiencia, canciller de Guadalajara y gobernador de Nueva Galicia, a la que pertenecía esta porción de la Nueva España.