Claudia Salazar e Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Cámara de Diputados aprobó por unanimidad eliminar el fuero al Presidente de la República y a todos los servidores públicos que gozan de ésta inmunidad.
La reforma constitucional, aprobada con 370 votos, deroga la disposición de que el Presidente durante el tiempo de su encargo sólo pueda ser acusado por traición a la patria y delitos del fuero común.
Con base en 32 iniciativas que se acumularon en la 63 Legislatura, se eliminó el proceso que debe seguir la Cámara de Diputados para hacer la declaratoria de procedencia o el llamado desafuero.
Además, de última hora y tras las negociaciones entre las bancadas, se incluyó al Presidente de la República en la lista de servidores públicos que podrán ser sujetos a juicio político en el Congreso.
Se establece que se requerirá de mayoría calificada para aprobar el juicio político al Jefe del Ejecutivo, a quien se le deberá garantizar audiencia.
“Cuando el juez determine la vinculación a proceso a alguno de los servidores públicos señalados se le podrá imponer cualquiera de las medidas cautelares que señale el Código Nacional de Procedimientos Penales, salvo la prisión preventiva y la suspensión temporal en el ejercicio del cargo, hasta en tanto no se dicte sentencia condenatoria o bien termine el periodo para el cual fue electo o nombrado”, señala la reforma al artículo 111 constitucional.
Al conocer el resultado de la votación, los priistas emitieron un comunicado en el que se adjudicaron la paternidad de la “Ley Meade”; en tanto, diputados del PAN, PRD, MC y Morena resaltaron que el dictamen es un logro de todas las bancadas y responde a una demanda ciudadana.