Claudia Salazar y Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Cámara de Diputados aprobó en comisiones una reforma que permitirá a los gobiernos locales usar sus remanentes presupuestales para otros fines distintos al pago de deuda, como establece la Ley de Disciplina Financiera.
De aprobarse este ajuste en el pleno, 22 entidades que están en categoría verde en el Sistema de Alertas del Nivel de Endeudamiento de Entidades Federativas podrán acceder a ese beneficio.
En esa categoría se ubican la CDMX, Edomex, Jalisco y Puebla, entre otros, que podrán disponer de sus excedentes para gasto corriente y no sólo para amortizar deuda o para inversión productiva.
“La entidad federativa que se clasifique en un nivel de endeudamiento sostenible, de acuerdo al Sistema de Alertas, podrá utilizar hasta un 5 por ciento de los recursos (excedentes) para cubrir gasto corriente”, cita la reforma al artículo 14 de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y Municipios.
Las modificaciones fueron operadas desde la Conferencia Nacional de Gobernadores, que encabeza el Jefe de Gobierno de la CDMX, Miguel Ángel Mancera, y apoyadas en la Cámara de Diputados por PRI, PAN, PRD y PVEM en busca de que los Gobiernos locales emanados de esos partidos dispongan de recursos.
“Se considera apropiado dotar a las entidades de un grado mayor de maniobra en el uso de sus ingresos excedentes. Éstas podrán decidir el destino de sus ingresos excedentes siempre que se clasifiquen en un nivel de endeudamiento sostenible”, explica el dictamen que se discutirá la próxima semana.
De aprobarse, la reforma se aplicará en 2018.
César Camacho, coordinador del PRI en San Lázaro, argumentó que la propuesta no tiene tintes electorales, sino que se trata de mejorar la situación financiera de las entidades.
“Las reformas legales no tienen dedicatoria, no tienen sesgos electorales, sino tratan de mejorar la condición financiera y la disciplina a la que están sujetas las entidades locales”, manifestó.
La diputada del PAN Minerva Hernández explicó que la reforma se negoció para hacer “real” la aplicación de la ley de Disciplina Financiera.
“La ley ha empezado a aplicarse, pero tiene maniatados a los estados en la administración de recursos”, indicó.

¡Participa con tu opinión!