Elabora dulces con residuos de la piña y la papaya

Rosa Paulina Sandoval Muñoz, estudiante de Ingeniería Agroindustrial en la UAA, elaboró golosinas adicionadas con residuos agroindustriales como piña y papaya, así como con inulina, una fibra obtenida de maguey. “Ya después surgió la idea de qué residuos de las frutas podrían servir para que hiciéramos golosinas”, expresó.

Detalló que para la elaboración de estas golosinas, los residuos de fruta se secan y se hace un polvo, se agrega a la fórmula un 6% de residuo de las frutas, ya sea de piña o de papaya, y así se logra bajar el contenido calórico, además de hacerlo funcional porque es una fibra que resulta benéfica para el tracto intestinal y ayuda al sistema inmunológico.

Paulina Sandoval indicó que al estar adicionadas con fibras, las gomitas tienen una mayor firmeza y menor elasticidad que las golosinas normales, pero los parámetros de fuerza gel son similares; su color es más opaco debido a que el contenido de los residuos de frutas le confiere propiedades de pigmentación, con lo cual se prescinde del uso de colorantes. Asimismo, se evaluó su capacidad como antioxidante, misma que se potencia en un 25%.

En la actualidad se está elaborando un análisis sensorial para observar el nivel de aceptación que tiene el producto entre los consumidores, para ello se estarán realizando degustaciones con niños y estudiantes de la Universidad.

Para finalizar, la estudiante de la UAA afirmó que una vez terminados los estudios nutricionales se analizará sacar la gomita al mercado, hecho que parece ser viable porque su costo de producción es relativamente bajo debido a que la materia prima es un desecho que se puede conseguir a un bajo costo. De lanzarse, sería un producto perteneciente a la Universidad, pues la investigación se ha realizado con recursos de la Institución.