Durante la Feria Nacional de San Marcos se registran actitudes contradictorias, en que unos pretenden conservar el mando o control de la situación, otros buscan aprovechar el momento y aquellos hacen propuestas que difícilmente pueden cumplirse.

En primer lugar, los adquirientes de un permiso para operar un restaurante, un bar o cervecería llevan a cabo la construcción o remodelación del local, que no obstante que podrá ser utilizado sólo por tres semanas pueden ser más que suficientes para obtener una ganancia, por lo tanto no lo piensan dos veces para llevar a cabo su propósito

Aunque ninguna inversión es igual a otra, por regla general es elevada, por lo tanto los precios que aplican en las bebidas están lejos de estar al alcance de “Juan Pueblo”, pero sí de personas de clase media y alta y de los visitantes, que no les importa pagar más con tal de pasar unas horas de diversión.

Días antes de que iniciaran los festejos, en el Congreso del Estado se planteó que hubiera una vigilancia estricta sobre los negocios para evitar “abusos”, sin embargo no existen tarifas únicas y lo que sí obliga la ley es exhibir los precios, por lo que ya será decisión del consumidor si acepta quedarse. Además uno de los legisladores sugirió que los meseros no sirvieran más bebidas a los clientes que estuvieran beodos, sin embargo sólo se podría cumplir si hubiera alcoholímetro para determinar el grado de embriaguez. Si antes de servirle le informan a una persona que habrá ese tipo de restricción lo más seguro es que salga del local, ya que no va a aceptar que de antemano lo etiqueten o condicionen lo que va a beber.

La única manera de lograr precios convenientes y que la Feria sea de acceso para todo mundo es que se cobre menos por el permiso para trabajar, que en muchos casos tiene un costo de decenas de miles de pesos, a lo que se agregan los pagos a los tres niveles de gobierno, esto sólo para tener derecho a abrir, por lo que es lógico esperar que el inversor busque ganar lo más posible en tan poco tiempo, mismo que de 21 días se reduce a 12 -comercialmente hablando-, ya que la venta importante es jueves, viernes, sábado y domingo, de manera que si no pasa algo inesperado en las tres semanas (que llueva, principalmente) podrán tener una buena temporada.

Como tercer punto están las consecuencias que deja la verbena, en particular los accidentes automovilísticos que se originan cuando el feriante conduce en estado de perturbación, lo que puede provocarle heridas e inclusive la muerte. Lamentablemente es algo que no se puede evitar, y de esto la única responsabilidad recae en el propio protagonista, al suponer que puede conducir sin problema alguno.

La fiesta de primavera es un espacio abierto, desinhibido, en donde se actúa de forma desenvuelta, muchas veces con frescura o atrevimiento, pero la conducta es aceptada ya que es “sólo” en la Feria, por consecuencia no cabe el puritanismo que se pretende imponer mediante normas. Lo único válido es que cada quien sepa controlar sus ímpetus, con lo que podrá evitar situaciones desagradables y que en ocasiones no tienen remedio. Hay que tener presente que beber con moderación es el mejor recurso para regresar con bien a casa.

MANOS A LA OBRA

Nunca es tarde cuando se tiene un propósito definido, por lo que si el presidente de la Cámara de Comercio, Pedro Gutiérrez Romo decidió impulsar el enlace ferroviario entre Aguascalientes y Guadalajara, debe hacerlo con el apoyo de otros organismos empresariales, tanto locales como jaliscienses.

La tarea es muy ardua, tanta, que hace casi 50 años que debió haberse hecho y cuando ha estado a punto de lograrse surge un imponderable financiero que vuelve a dejar todo en suspenso, pero hay que a intentarlo de nuevo con el próximo Presidente la República, ya que la inversión rebasa cualquier posibilidad para que por sí mismos lo hagan los estados y el sector privado.

Se tiene que aprovechar el inicio de la nueva administración federal para que incluya la magna obra, por lo que sería conveniente que la petición se haga a todos los candidatos presidenciales y sobretodo que asuman el compromiso de estudiar desde ahora la viabilidad, con lo que quedaría “amarrado” el proyecto con el que resulte vencedor.

A su favor está el plan que presentaron en 2012 agrupaciones del sector privado de Jalisco y seguido muy de cerca por las de esta entidad, el cual aprobó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), pero por una cuestión u otra se difirió hasta que finalmente quedó en el cajón de los pendientes, de donde es necesario rescatarlo para, ahora sí, alcanzar ese fin.

Entre 2012 y 2013 El Heraldo publicó los avances que se registraba, abrigando la idea que en cualquier momento podría concretarse, máxime cuando se anunció que ya se tenía la anuencia  para iniciarla, por lo que ahora sólo queda esperar que esta vez se concrete.

De manera sucinta hay que mencionar que para octubre de 2012 el costo era de 3,800 millones de pesos y cinco años después se calculó en 12 mil millones, que serían financiados con recursos federales, estatales y privados, lo que permitiría tener una vía directa entre ambas ciudades.

El enlace ferroviario se encuentra “atorado” entre Encarnación de Díaz-El Coecillo, que es un tramo de 198 kilómetros, y no representa un relieve accidentado, condición que favorecerá que el tren viaje a mayor velocidad., por lo que se requiere materializarlo para reducir la distancia. Actualmente, entre Aguascalientes y Guadalajara los trenes recorren 486 kilómetros en 16 horas con 12 minutos, además del tiempo en paradas y maniobras en puntos tan alejados como La Piedad, Michoacán e Irapuato, Guanajuato.

La nueva vía reduciría 60% la distancia al tener un trayecto de 195 kilómetros y tendría un impacto nacional porque agilizaría el transporte de carga por tren entre Manzanillo y Nuevo Laredo.

Tanto Ferromex como Nissan son de las empresas más interesadas en el proyecto, ya que abreviaría el recorrido y al mismo tiempo, en el caso de la armadora de automóviles, no tendría que recorrer cientos de kilómetros adicionales para llevar  sus productos.

De Aguascalientes a Guadalajara, por ahora tienen que dirigirse primero a Irapuato y de ahí hacia la capital jalisciense, lo que significa 496 kilómetros, mientras que por carretera entre las dos capitales apenas llega a 237 kilómetros.

ACCIONES CONTRA EL SUICIDIO

Todo lo que sea a favor de la vida hay que apoyarlo y en este caso las Fundación “Nefi Campos” Bienestar Psicosocial, ofrece apoyo a quienes tienen tendencias suicidas y a sus familiares. Nefi Jacob Campos Muñoz, presidente de la agrupación, afirmó que se atiende a las personas que están en una situación difícil y que los lleva a considerar en atentar contra su vida, brindándole asesoría y tratamiento multidisciplinario y en el que participan sus allegados para que sepan cómo ayudarle y logren encontrar nuevas motivaciones. De las causas del suicidio hay dos elementos que deben analizarse, uno son los síntomas y otro los signos, donde los pacientes comentan problemas de pareja, desánimo, fuerte dolor emocional y físico, por lo que se les somete a estudios que permiten conocer si enfrentan algún trastorno neurológico, lo que de ser positivo significa que sufren de enfermedades orgánicas, mal funcionamiento del cerebro, por lo que se les auxilia para que salgan de la crisis.

¡Participa con tu opinión!