En julio de 2018, sólo nueve viajeros contemplarán de cerca el Titanic como pocos lo han hecho: la compañía de viajes de lujo Blue Marble Private propone sumarse a un equipo de científicos y pilotos subacuáticos en una misión a 4 mil metros de profundidad en el Océano Atlántico.
Los pasajeros llegarán hasta el punto del naufragio del famoso trasatlántico -que se hundió en 1912 durante su viaje inaugural- a bordo de un nuevo vehículo subacuático desarrollado por la compañía OceanGate Inc. A lo largo de ocho días podrán asistir al equipo de investigadores en sus labores, bajo el mar y a bordo de un yate de expedición.
El costo de la experiencia, que parte de Terranova y Labrador, en Canadá, es de 105 mil dólares por persona. Al cierre de esta edición hay tres sitios disponibles para la travesía del próximo año y cuatro para la salida de 2019, de acuerdo con Elizabeth Ellis, fundadora of Blue Marble Private.

¡Participa con tu opinión!

Compartir
Artículo anteriorCon carga positiva
Artículo siguienteFelices Fiestas