La vuelta de la segunda ronda de la Liguilla se jugó ayer a las 16:00 horas en el Deportivo Ferrocarrilero, Real Aguascalientes recibió al Xalisco FC para definir al equipo que seguiría con vida en la campaña. Tras la ida 0-0 nada estaba dicho y ambos salieron con la firme intención de ganar el partido. La grada no se decepcionó pues fue un encuentro emotivo lleno de gran futbol, drama y excelentes futbolistas que dejaron todo de sí para representar de manera digna sus colores.
Los primeros 20 minutos del encuentro fueron complicados para el Real, que no encontraba la pelota, los visitantes se hicieron dueños del juego y mostraron más idea de cómo atacar en los primeros instantes, la media cancha no lograba hilvanar pases, esto debido también al pésimo estado de la cancha. Curiosamente los de Aguascalientes se pusieron al frente sin jugar bien, Enrique Díaz desbordó por la banda izquierda y mandó un centro raso que Soto dejó pasar para que Alfredo Andrade enviara el balón al fondo de las redes.
El gol del Real que llegó al 25′ permitió que los locales se fueran adelante y pudieran hacer lo que mejor saben, que es cuidar el marcador. La visita no tuvo ninguna llegada clara, pero antes del entretiempo, en un descuido de la zaga se vieron superados y vieron caer su marco para irse 1-1 al medio tiempo.
La segunda parte fue mucho más pareja, ninguno de los dos equipos quería cometer errores que le costarán el partido. No hubo llegadas claras, pero los locales tenían el control del partido. Nuevamente el futbol mostró las ironías que tiene y cuando mejor jugaban los de Aguascalientes, Xalisco logró ponerse adelante en el marcador. Al 77′ Rubén Fernández estuvo mano a mano con Terán, el defensor se vio superado por la velocidad del delantero que encaro a Perales y definió ante su salida.
Con pocos minutos en el reloj, el Real se fue con todo al ataque en busca del empate que llevara a los penales y fue al 82′ cuando tras un error de la defensa visitante, Alfredo Andrade se fue por la banda izquierda, mandando un centro preciso que Salvador González mandó a guardar para el empate definitivo.
Los penales llegaron, y ahí fue donde se marcó la diferencia. Comenzó la serie el Real que se mostró con personalidad desde los once pasos, Andrade engañó al arquero para el 1-0. De la visita Addi Peña cobró abajo a la derecha De Perales, el arquero se lanzó de manera excelsa para detener el penal. Para el segundo de los locales, Salvador González definió tranquilamente mientras que Leonardo Velasco estrelló su remate en el palo. Omar Torres cobró el tercero para el Real y mandó el tercero, por su parte Sergio Covarrubias cobró al centro y Perales nuevamente atajó ahora con los pies para que el Real ganara 3-0 los penales y se mantuviera con vida en el torneo para la alegría de todo el equipo y la hinchada.