Por FRANCISCO VARGAS M.

Hay tardes que quedan tatuadas en la mente de los aficionados, como la que se vivió este domingo en lo que fue la Cuarta Corrida del Serial Taurino 2018, donde el sentimiento, espiritualidad y abandono de Antonio Ferrera cimbró la Plaza Monumental, como fue también el valor y entrega de Fabián Barba (quien sustituyó a Roca Rey) , el cual cortó una oreja de gran peso y la torería de Sergio Flores, quien también se llevó un apéndice a su espuerta. Cabe mencionar al encierro de Begoña, bueno en general, recibiendo dos toros de dicha dehesa el arrastre lento, siendo éstos tercero y cuarto.
Con más de media entrada y clima muy agradable, se jugaron toros de la dehesa de Begoña, mismos que cumplieron en varas, siendo en su mayoría manejables. Primero, fuerza medida con buen lado derecho; segundo, noble; tercero, bravo, fijo con clase, arrastre lento; cuarto noble y con recorrido, arrastre lento; quinto, complicado, volviendo en un palmo de terreno; sexto, corto y con peligro.

ANTONIO FERRERA (Verde Agua Marina y Oro)
Con sedeñas verónicas, recreándose en cada una de ellas, recibió a “Amor Alter”, cerrando con media pinturera. Quitó nuevamente con el lance fundamental, flexionando la pierna de salida. Por bajo, con torería, inició con muleta, cambio de mano por delante y desdén. Dos series por el derecho sin exigencia, teniendo un toro con clase y fuerza medida. Por el izquierdo se quedó corto, por lo que optó continuar con diestra mano, toreando con pases templados, dejando ver su sentimiento en cada uno de ellos, mientras que por el izquierdo, prácticamente le robó naturales ayudados. Atrasada la muleta, sigue por el pitón derecho, mostrando además su oficio y solvencia. Dos pinchazos y estocada entera, palmas.
Pero lo mejor estaba por venir y esto fue con “Romántico”, número 43 con 513 kilos, un tanto remiso en sus primeras embestidas, teniendo la virtud Ferrera de sacarle el buen fondo. Por alto cerrado en tablas, comenzó siguiendo con muletazos por bajo. Derechazos sin exigencias, lo fue metiendo al engaño convenciéndolo, intercalando un torero trincherazo. Cuando iba por su tanda por el izquierdo, paró la música y a base de consentirlo, extrajo naturales templados. Clavó en la arena su ayudado, viniendo su toreo de abandono total, toreando por ambos lados con el espíritu, sentimiento y gran expresión del alma, faena que hizo vibrar a los emocionados aficionados como al propio torero, quien se rompió literalmente olvidándose del cuerpo. Se perfiló para hacer la suerte suprema, teniendo petición de indulto por un sector del público; con decisión se fue tras el acero, pinchando en dos ocasiones, lamentablemente, dejando al tercer viaje estocada caída para escuchar el grito de: “¡Torero, torero!”. El público emocionado le solicitó que diera la vuelta al ruedo, haciendo lo propio, sacando del palco de ganaderos a Juan Pablo Bailleres, quien emocionado felicitó al espada por su portentosa faena; mientras que los restos del astado fueron premiados con el arrastre lento.

FABIÁN BARBA (Azul Turquesa y Oro)
A “Enamorado” que fue protestado por un sector del público, lo lanceó rodilla en tierra con verónicas abriendo compás, quitando de manera por demás ajustada por gaoneras. Por alto en el centro del ruedo, comenzó con un cambiado por la espalda intercalando el desdén. Con pulso toreó por el lado derecho, echándole la muleta en la cara y tirando prácticamente del toro. Siguió por el mismo pitón, logrando una faena maciza, prácticamente con mano diestra, acortando al final de la misma, las distancias para lograr más lucidos derechazos, ligando molinetes, dosantinas y cambio de mano por delante. Estocada delantera desprendida para petición de oreja, misma que le fue concedida de manera acertada.
No conforme con lo hecho, se fue al centro del ruedo para recibir a “Amante” con una larga cambiada, viendo dos más de ellas, siendo arrollado de fea manera, ocasionándole la fractura de tres costillas. Maltrecho y con un valor a toda prueba, siguió con verónicas, ejecutando un buen puyazo de David Vázquez. Realizado su quite por chicuelinas, brindó su faena de gran entrega a su alternante Antonio Ferrera, iniciando por bajo ante un toro que vuelve en un palmo de terreno. Al sentir el fuerte dolor, se fue a tablas para quitarse la casaca, continuando con ese mismo valor espartano y enorme actitud, logrando meritorios pases a un toro complicado que vuelve en un palmo, terminando con labor de aliño. Estocada entera, teniendo petición de oreja que el juez le negó saliendo al tercio, retirándose para irse a la enfermería y posteriormente a un hospital de esta ciudad donde le fueron practicados estudios radiológicos, encontrándole como lo apuntamos líneas arriba, la fractura de tres costillas.

SERGIO FLORES (Berenjena y Oro)
Con “Apasionado” se abrió de capa con verónicas, chicuelinas, rematando con torería soltando una punta del capote, quitando por chicuelinas, manos bajas, cerrando con el Manguerazo de Villalta. Enseguida vino quite oportuno del joven monosabio Jesús Amador, luciéndose en banderillas Diego Martínez y Ángel González, por lo que se desmonteraron. Con muleta, vino un sabroso trincherazo, toreando con mucha suavidad y sin exigencias al bravo y emotivo burel, logrando una faena de gran calado y cadencia por el derecho, logrando pases lentos y templados, mostrando su oficio y sitio, molinetes ligados y manoletinas. Estocada entera ligeramente contraria, tardando el toro en doblar, sacando esa bravura que le caracterizó durante toda su lidia. Petición de oreja que le fue otorgada, recibiendo el toro el arrastre lento.
“Soñador” tuvo un buen comienzo en el primer tercio donde Sergio lanceó a la verónica, abriendo compás; remata soltando una punta del capote. El toro con muleta cambió de lidia, volviéndose corto y tardo en sus embestidas, estando Flores con disposición, logrando una labor muy meritoria. Estocada atravesada y dos golpes escuchando palmas de aliento. ([email protected])