La Fiscalía General del Estado llegó a la conclusión de que se trató de un suicidio, el caso de un hombre que fue encontrado muerto el pasado martes por la mañana en el camellón central de la avenida Aguascalientes Sur, a la altura del fraccionamiento Versalles 2ª Sección.
Tras concluidas todas las diligencias por parte de la Dirección de Investigación de Delitos de la FGE, se estableció científicamente, que los dos disparos que presentaba la víctima en la cabeza, fueron realizados con la misma pistola que fue encontrada junto al cadáver.
Fue el pasado martes a las 04:50 de la madrugada, cuando sobre el camellón central de la avenida Aguascalientes Sur y esquina con la calle Francisco Carrera Torres, en el fraccionamiento Versalles 2ª Sección, fue encontrado el cadáver de un hombre que más tarde fue identificado como José Pedro, de 57 años, con dos impactos de bala en la cabeza.
Junto al cuerpo fue encontrada una pistola tipo escuadra calibre 22.
Aunque en un principio se presumió que se trataba de un suicidio, las dudas se incrementaron por los dos balazos en el cráneo.
Sin embargo, tras la necropsia realizada por médicos forenses, los estudios de Balística, Criminalística, Fotografía y Química Forense, entre otros estudios, se pudo confirmar científicamente que fue la propia víctima la que disparó el arma de fuego.
Los dictámenes de balística forense revelaron que en la mano de José Pedro había residuos de pólvora, que indicaban que había manipulado una pistola.
Asimismo, del cadáver fueron recuperadas las dos ojivas, cuyo “rayado” reveló que ambas fueron disparadas por la misma pistola que se encontró en la escena.
Asimismo, los orificios de los impactos de bala presentaban un “halo” de pólvora, característicos de que los disparos se hicieron a muy corta distancia.
Tras llegarse a la conclusión de que se trató de un suicidio, fue archivada la carpeta de investigación CI/AGS/20161/10-17, iniciada por la muerte de José Pedro, quien vivió en el mismo fraccionamiento Versalles 2ª. Sección.