A un año del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, México está mal en economía, en seguridad y en salud, y está empezando a recorrer una brecha peligrosa, por lo que el Ejecutivo Federal tiene que abandonar la necedad y la terquedad y debe de escuchar las voces ciudadanas, así lo estableció el vocero del CEN del PAN, Fernando Herrera Ávila.

Entrevistado tras su participación en la marcha ciudadana convocada por la organización Chalecos México en Aguascalientes, el vocero del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Acción Nacional comentó que varios integrantes decidieron sumarse a dicha manifestación en calidad de ciudadanos, ante las inconformidades que se están generalizando en el país. “El presidente vive en otro mundo, en otra realidad. Piensa que el rollo, el verbo y la politiquería van a sobrepasar la realidad de México, por eso este tipo de manifestaciones buscan que el presidente de la República entienda que el rumbo del país tiene que cambiar”.

Estableció que la falta de empleo y de oportunidades, tarde o temprano se va a reflejar con mayor intensidad en las familias y en los hogares de los ciudadanos mexicanos, lo cual va a traer problemas en la convivencia colectiva. Además de que en materia de seguridad, éste ha sido el año más violento de los últimos 20 de acuerdo a las más recientes mediciones, aunado a que hay una escasez de medicinas.

Advirtió que el camino al que está orillando Andrés Manuel López Obrador al país no es de un futuro promisorio, por lo que se deben generar condiciones de confianza y recobrar el Estado de Derecho para que regrese la inversión. Además de que debe haber una distribución equitativa del Presupuesto de Egresos de la Federación y potenciar las capacidades de cada estado. En tal sentido, dijo que a Aguascalientes le ha quitado más de 2 mil millones de pesos en los dos presupuestos en que él ha tenido injerencia directa, por lo que la entidad no tiene por qué disminuir su calidad de vida ante las decisiones del presidente de la República.