El Instituto Nacional Electoral no ha sido notificado de la detención del dirigente estatal del Partido del Trabajo en Aguascalientes, ni mucho menos de su situación jurídica tras las horas que han corrido desde su aprehensión, aseguró el delegado estatal, Ignacio Ruelas Olvera. Explicó que en tanto eso no suceda, la ley sigue su curso y esta fuerza política tendrá que acreditar su representación en el proceso electoral, pues no habría razón formal para que hubiera implicaciones de otra naturaleza.

En ese sentido, puntualizó que en caso de llegarse a la pérdida de los derechos políticos, entonces su nombre ni siquiera aparecerá en la Lista Nominal de Electores, pero mientras todo esté en el terreno de la presunción, la ley continúa su curso y el INE respeta ese cauce sin entrometerse hasta que la situación se resuelva en las instancias correspondientes. Subrayó que como entidad de interés público, el PT continúa operando regularmente, trabajando en sus proyectos y deberá obedecer a tiempos y circunstancias propias del proceso electoral.

Sin embargo, en ese contexto Ruelas Olvera consideró que sería saludable que el PT procediera a hacer una aclaración con sus militantes de la situación que transita en este momento y en qué consiste. Respecto de si debe haber un nuevo presidente estatal o no, dejó en claro que ese es un asunto interno del partido. Finalmente, lamentó que el sistema de partidos se vulnere de esa manera y lamentó que no hayan escuchado los cuestionamientos de la sociedad.