Eduardo Molina
Agencia Reforma

LOS ÁNGELES, EU 25-Feb-2019 .-¡Alfonso Cuarón y su película Roma hicieron historia!
Por primera vez una película mexicana, nominada en 10 Óscares, consiguió tres: Mejor Película Extranjera, Director y Fotografía.
Las tres veces que pasó al escenario, el cineasta mexicano agradeció a sus actrices nominadas, Marina de Tavira y Yalitza Aparicio, a quienes llamó el corazón de la película.
México no sólo estuvo presente al abrir los sobres, ya que fue parte de los chistes al arranque de la noche.
«Una pequeña actualización, en caso de que estén confundidos. No hay conductor esta noche, no hay premio a película popular y México no va a pagar el muro», dijo Maya Rudolph al aparecer junto a Tina Fey y Amy Poehler al arranque del show.
También el español Javier Bardem habló de la importancia del cine de todo el mundo y lo hizo en español con subtítulos.
Diego Luna no se quedó atrás. «Ya se puede hablar español en los Óscares», dijo al presentar Roma con el chef español José Andrés.
Emocionado, Cuarón agradeció a la Academia por premiar un filme centrado en un personaje con raíces indígenas y que es empleada doméstica.
«Muchas gracias Libo (su nana, en quien se inspiró para su protagonista), a mi familia, A México, Jonás, Bu y Olmo. Gracias, gracias, gracias», dijo en español.
Ya en la sala de prensa, donde fue recibido con aplausos, Cuarón expresó la relevancia de lo logrado.
«Esta es una película mexicana, el premio pertenece a México», destacó. «El elenco es 100 por ciento mexicano, el tema, el país es el trasfondo. Este filme no existe sin México. Yo no estaría aquí si no fuera por México».
Más allá de los premios, Roma le ha traído a su creador grandes satisfacciones.
«Lo mas gratificante ha sido la conversación que se ha creado, la conversación de las trabajadoras domésticas y la conversación sobre el racismo en México.
«Algo que nos da orgullo es que se ha usado para dos grandes organizaciones de trabajadoras domésticas como plataforma de su movimiento», expresó.
También habló sobre cómo, desde que vio a Yalitza Aparicio, supo que ella era el personaje y se mostró orgulloso de la inteligencia, respeto y dignidad con el que ha apoyado el movimiento que la cinta ha creado.
Una de las grandes sorpresas de la noche fue Olivia Coleman como Mejor Actriz por La Favorita, dejando en el camino a Glenn Close en su séptima nominación.
Ni siquiera la actriz se lo esperaba y género uno de los momentos más divertido de la noche con su discurso improvisado.
Su equivalente masculino fue Rami Malek por interpretar a Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody, que sumó tres estatuillas.
Los premios de actuación de reparto fueron para Regina King por Si la Colonia Hablara, y Mahershala Ali por Green Book: Una Amistad sin Fronteras, que también se adjudicó el de Mejor Película, para quedar también con tres galardones.
«No enciendan el chin… reloj», dijo un emocionado Spike Lee al ganar su primer Óscar de manera competitiva por Guión Adaptado de El Infiltrado del KKKlan. Ya tiene uno honorario.