Con el lanzamiento de la barra de sonido Beam para televisión, esta semana Sonos se acercó más a la completa integración de los principales asistentes de voz en sus dispositivos, pues el próximo mes Siri, de Apple, se sumará a Alexa en el ecosistema de audio de la compañía.
Durante la presentación en San Francisco, Antoine Leblond, vicepresidente de software de Sonos, ordenó a Siri que reprodujera “Whip It”, de Devo, pero después le pidió a Alexa el nombre de la canción que estaba escuchando.
De acuerdo con la compañía californiana especializada en audio y fundada en 2002, la adición de los comandos de voz permitirá que sus dispositivos sean utilizados con mayor facilidad por cualquier persona que quiera reproducir su contenido en alguna fiesta o reunión, sin importar si usan Android o iOS.
“La clave es que construimos una plataforma de control, que realmente da control individual, independientemente de quién empieza la música para continuar la interacción en otro dispositivo, o en el mismo pero con otro asistente”, explicó Lidiane Jones, vicepresidente de gestión de software de producto de Sonos.
“Queremos construir un ecosistema de interacción por voz abierto”.
A pesar de sumarse a la tendencia de ayudar virtualmente a los usuarios a realizar tareas del hogar, como apagar las luces, cambiar el termostato y encender la lavadora, Sonos no se limitará a la integración de los asistentes personales.
“No vemos a la voz como la única experiencia, sino como un aditivo a la experiencia completa de Sonos. Pensamos que la voz, la interacción física y con apps son muy importantes”, comentó la VP.
Por otro lado, las facilidades de los asistentes no tendrían que convertirse en una preocupación para los padres de familia.
Por ejemplo, el hijo de la ejecutiva de Sonos solo puede comprar LEGO en Amazon cuando ella se lo permite, a través de los protocolos de control parental de asistentes como Alexa. No obstante, sí le permite consultar datos que incentiven su aprendizaje y alimenten su curiosidad.
“El otro día mi hijo le preguntó a Alexa cuánto medía una ballena y se convirtió en todo un tema de discusión en la casa”, recordó Jones.
“La voz está en sus primeras etapas y continuaremos aprendiendo cómo los niños interactúan con los asistentes para entender cuál es manejo adecuado y los límites que deberíamos establecer”.
En julio, dispositivos como la segunda generación de Play:5, Sonos One, Playbase y Beam recibirán una actualización gratuita para tener soporte a Air Play 2, con lo que los usuarios de iOS podrán reproducir vía streaming sus listas musicales de Apple Music y contarán con Siri.
Y, aunque aún no hay fecha definida, Sonos asegura que trabaja en la integración de Google Assistant en su plataforma de control que podría ocurrir a lo largo de este año.
Mientras tanto, Sonos Beam, la nueva barra de sonido que mide 65 centímetros, estará disponible en colores blanco y negro el 17 de julio en México a 8 mil 500 pesos, con una preventa que ya está habilitada en el sitio web de la empresa.