El próximo viernes se realizará el sorteo que definirá los grupos para la Copa del Mundo Rusia 2018, es por eso que te recordamos los últimos 4 grupos en los que México participó, haciendo un recuento de qué tanta suerte tiene el Tri al momento de saber sus rivales, los dados están ya tirados, la suerte será la principal aliada del conjunto azteca. También será importante conocer el cruce que tendrá México por si llega a pasar a octavos de final, ya que en los últimos mundiales, le ha tocado bailar con la más fea al Tri al momento de pasar al cuarto partido, siendo el límite para nuestra selección.
COREA Y JAPÓN 2002
Probablemente uno de los grupos más complicados que le ha tocado el combinado azteca que fue parte del Grupo G, compartiendo con Italia, Croacia y Ecuador. Antes del torneo todas las selecciones aspiraban a poder calificar a la siguiente ronda, fue una sorpresa que México quedara en primer lugar del grupo, gracias a dos victorias y un empate siendo líder con 7 puntos.
El primer partido México lo ganó ante Croacia gracias a un penal de Cuauhtémoc Blanco que les dio los tres puntos a los mexicanos, imponiéndose a los croatas por la mínima, después midieron fuerzas ante Ecuador en un partido complicado donde apenas al minuto 5 se vieron abajo en el marcador con gol del Tin Delgado, pero gracias a los goles de Torrado y Borgetti la selección logró su segunda victoria consecutiva lo que dejaba abierta la posibilidad de empatar con Italia y ser líderes de grupo. Así se jugó el último encuentro del grupo ante Italia, en donde se vio uno de los mejores goles en la historia de México en los mundiales cuando Borgetti hizo un cabezazo a lo exorcista para vencer a Buffon y poner a México arriba. Y cuando parecía que México se llevaría la victoria Del Piero empató el encuentro al 85; aun así, terminaron como líderes de grupo.
Para el cruce tocaba con el segundo lugar del Grupo D, que fueron los vecinos del norte (EUA); con uno de los cruces en teoría más fáciles, México cayó ante los norteamericanos 2-0 gracias a goles de McBride y Donovan, más la expulsión de Márquez en uno de los partidos más desafortunados del Tri.
ALEMANIA 2006
México fue cabeza de serie en aquel mundial, la suerte le sonrió al Tri ya que les tocó un grupo relativamente fácil pues Portugal, Angola e Irán fueron los rivales para ese mundial, a excepción de Portugal, ningún otro equipo parecía hacerles mosca a los verdes.
Para el primer partido México cumplió las expectativas venciendo a Irán con marcador de 3-1 gracias a los goles de Sihna y Omar Bravo que consiguió doblete; para el segundo encuentro México hizo un papelón al empatar 0-0 ante la débil Angola, y con el pase en juego México se midió a Portugal, equipo con el que perdió por marcador de 2-1: Maniche y Simao anotaron por los portugueses y Francisco Fonseca por parte de los mexicanos. Así, los aztecas terminaron como segundo del grupo con 4 unidades, teniendo que enfrentar al primer lugar del Grupo C, Argentina.
En octavos de final se vivió probablemente el mejor partido que ha dado la selección mexicana, ya que en voces de los argentinos el Tri le dio un baile a la albiceleste. Iniciando el partido, a balón parado Márquez ponía al frente a México, pero Crespo igualaba el marcador igualmente en pelota detenida; el partido se fue a tiempo extra donde era gol de oro: con un golazo espectacular Maxi Rodríguez mandaba a casa a México.
SUDÁFRICA 2010
Uno de los grupos más complicados para México en el papel se dio en este mundial al verse en el Grupo A, compartiéndolo con el anfitrión Sudáfrica, Francia y Uruguay, dos campeones del mundo que partían como favoritos para avanzar a la segunda ronda.
En el juego inaugural México no podía conseguir la victoria que los tranquilizara ya que empató ante los anfitriones con un marcador de 1-1 siendo Márquez el salvador a once minutos de terminar el partido; para el segundo encuentro venía la prueba más complicada, Francia. En ese partido los franceses demostraron ser un desastre y México aprovechó para ganar el encuentro gracias a goles de Javier Hernández y Cuauhtémoc Blanco, con marcador de 2-0. Para el cierre del grupo, México se jugaba el liderato con Uruguay, los charrúas superaron a los aztecas 1-0 gracias a un gol de Luis Suárez. Así México terminó segundo del Grupo A con 4 puntos, pasando por mejor diferencia de goles que Sudáfrica.
En octavos de final tocaba con el líder del Grupo B, nuevamente Argentina: un desastre lo que fue aquel partido con errores desde la alineación y osos del “Conejo” Pérez y Ricardo Osorio; México cayó con un 3-1 que los mandaba a casa nuevamente como víctimas a manos de los argentinos, Tévez e Higuaín esta vez, los verdugos.
BRASIL 2014
Por segundo mundial consecutivo México salió en el bombo A para compartir grupo con el anfitrión Brasil, además de las competitivas Croacia y Camerún, en un grupo que el único seguro eran los brasileños por su historia y ser locales.
Para el primer duelo, luego de una polémica arbitral enorme que anulaba dos goles legítimos al combinado azteca, la selección logró la victoria con un gol de Oribe Peralta al 61; para el segundo partido se venía Brasil, en un partido memorable para Guillermo Ochoa, el Tri logró sacarle el empate a los brasileños gracias a un impresionante Ochoa que sacó todo lo que iba a su portería, con un 0-0 que sabía a victoria. Para el tercer partido los croatas metieron presión a los mexicanos argumentando superioridad, los verdes contestaron en la cancha ganando el partido con marcador de 3-1 gracias a los goles de Márquez, Guardado y Hernández, logrando una fase de grupos invictos con 7 unidades calificando en segundo lugar por diferencia de goles.
Nuevamente tocaba enfrentarse al líder del Grupo B, esta vez Holanda. México dominó gran parte del encuentro, yéndose al frente en el marcador gracias a un gol de Giovanni dos Santos al comenzar el segundo tiempo, pero Sneijder al 88 y Huntelaar al 94 terminaban con el sueño azteca.
Así pues, esperamos que la suerte nos sonría este viernes para tener un grupo accesible, en caso de no tenerlo, México tendrá que demostrar nuevamente su nivel que le permita avanzar por lo menos a los octavos de final.