Habitantes del fraccionamiento Arboledas, en el poblado de Paso Blanco, Jesús María, encontraron el cadáver putrefacto de uno de sus vecinos, el cual vivía solo y llevaba varios días sin ser visto.
Se determinó que la víctima murió a consecuencia de una enfermedad, descartándose cualquier hecho violento.
El ahora occiso fue identificado como Manuel, de 70 años.
El miércoles por la tarde, habitantes de la calle Champagne, en el fraccionamiento Arboledas, en Jesús María, reportaron al 911 que de una vivienda salían olores nauseabundos.
Lo que más les alarmaba era que en ese domicilio vivía un hombre solo y ya tenían varios días que no lo habían visto.
Al lugar de los hechos arribaron policías preventivos de Jesús María, quienes al ingresar a la vivienda se percataron que en una de las habitaciones se encontraba el cadáver putrefacto de una persona del sexo masculino.
La víctima estaba acostada sobre una cama y con las extremidades inferiores hacia el piso.
Más tarde llegó la ambulancia ECO-336 del ISSEA, además de agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Durante la inspección ocular realizada en la vivienda, no se observaron indicios de violencia.

¡Participa con tu opinión!