RODRIGO ÁVALOS ARIZMENDI

El martes pasado falleció Eduardo del Río “Rius” dejando un gran ejemplo como caricaturista y escritor. Creo que nadie hizo en lo individual más por la lectura y la divulgación en México que Rius. Es un mérito que creo deberá ser investigado, reconocido y evaluado, porque ni la SEP ha hecho tanto porque los jóvenes lean, como Rius lo hizo porque leyeran sus muchísimos libros ilustrados. Descanse en paz.

Pues se abrieron los candados en el PRI, y se abrieron estatutariamente para de esa manera ver a quien pueden, o a quien no pueden, colocar en una candidatura. Y aquí es importante hacer un pequeño recuento de porqué se hicieron estos llamados “candados” que no eran más que limitantes a las personas que podían ser designadas como candidatos, fundamentalmente como candidatos a puestos importantes como gobernadores o el propio cargo a ejecutivo federal. Fue originalmente este un pleito entre los tecnócratas puros y los políticos puros. Y los políticos puros fueron desapareciendo, yo creo que porque nunca existieron, pero lo que pasa es que el disfraz ideológico del PRI poco a poco se fue deshilachando. La ideología del PRI se convirtió en un harapo impresentable porque no había ya un nacionalismo revolucionario que defender. Incluso en el año 2013 se modificó toda la estructura “ideológica” para que el Partido no quedara desfasado de la condición histórica de las reformas que hizo el Presidente Enrique Peña, que fue llamado a formar parte del gran consejo priísta del cual no formaba parte hasta llegar a ser presidente de la república.

Ahora tenían este asunto sobre si debían quedarse con los que eran o debían permitir que quien quiera venir con ellos, no importa si tiene 10, 15 o 20 años de militancia, o si acaba de llegar, y lo puedan lanzar para hacer una candidatura que permita inclusión, que permita llamar a más gente.

Hay dos casos que llamaría grotescos en la estructura del PRI. El primero, la credencial de Enrique Ochoa, actual presidente del PRI, que es la 003 del PRI, que no le tocó ni a Luis L. León, primer secretario general en la historia del PRI, y creo que la 001 tampoco le tocó ni a Plutarco Elías Calles, porque él no necesitaba credencial. Cuando habilitaron a Enrique Ochoa como presidente nacional del PRI, tuvo que recorrer el país estado por estado ¡Para que lo conociera la militancia! Ochoa llegó al PRI cuando el PRI había perdido todo. Y después de que perdieron hay otro asunto grotesco: Organizaron hace poquito, por invitación de Ochoa una reunión maravillosa, muchos de los grandes y famosos ex gobernadores, incluyendo a un señor de todo mi respeto, que fue gobernador en su tiempo de Sinaloa y después candidato presidencial: Francisco Labastida Ochoa. ¿Y cómo terminó ésta reunión con los viejos gobernadores? Terminó de una manera dictada por el dedo de la casualidad y de la historia. “Tenemos la novedad, señor presidente del Comité Ejecutivo Nacional, que se nos acaba de perder uno de nuestros ex gobernadores, porque pues sabe usted, tiene Alzheimer. Y Tulio Hernández, que estaba en la reunión con los históricos sobrevivientes, se extravió unas horas, casi toda la madrugada. Una persona lo había llevado a la reunión, pero esa persona se distrajo y de pronto Tulio se echó a caminar y se salió por el estacionamiento.

¿Qué nos hace ver esto? Que es una especie de advertencia. Dice la Escritura que la mujer de Lot miró para atrás y se volvió una estatua de sal. Hoy el PRI nos da con este ejemplo, del cual no estoy haciendo ni escarnio ni burla, pero estoy señalando un hecho real, que el Partido está mirando para atrás y no se convierte en una estatua de sal, que se convierte en un acceso de Alzheimer. ¿Tiene memoria el PRI? Creo que la memoria del PRI debería de mirar para adelante. Que sus problemas no se derivan de si tiene o no candados. Sus problemas se derivan de si tiene o no capacidad de persuasión frente a los electores. El PRI no necesita ni buenos ni malos candidatos, el PRI necesita que la gente que va a votar vote por él y eso lo va a conseguir solamente enmendando sus errores institucionales y uno de esos errores a lo largo de muchos años ha sido la impunidad frente a los actos de la corrupción, la corrupción del servicio público y la corrupción generalizada del trabajo político. No se trata de decir hoy si el PRD, Morena o el PAN también son corruptos y también son inmorales. No. No estamos hablando de ellos ahorita. Se trata de que hoy el Partido Revolucionario Institucional es el único de todos los Partidos que van a competir, que puede perder la presidencia de la república que hoy tiene. Los demás la ambicionan, ellos la tienen. ¿Cómo hacer para conservar el poder? Porque el logro del poder, la obtención del poder, es la primera obligación y necesidad de un Partido político. Y la segunda, quizá la más importante y más difícil, es conservarlo. Y aquí trata de ver si lo conservan con candados o sin candados, pero saber si lo pueden conservar. Ese es su riesgo, nada más uno: perder la presidencia de la república.

SORPRESAS TE DA LA VIDA

Sin duda gran parte de la población está muy sorprendida por el asunto de Rafael Márquez, que ha sido un deportista verdaderamente importante en el único deporte que en México le importa a las masas. Somos un país en donde el futbol es casi casi la afición nacional y Rafael Márquez ha sido junto con Hugo Sánchez uno de los dos más grandes deportistas de esa especialidad en este país, que han brillado de una manera notable, ganando la Champions League, la Liga Española, etc., teniendo una figura importante durante años y años. Pero más allá de cómo la realidad derrumba a los ídolos, o los lastima por lo menos, me llama mucho la atención cómo el sistema de “supervisión planetaria” del gobierno de los Estados Unidos hace prácticamente innecesario que exista en cualquiera otra parte, o al menos aquí a veces, un gobierno. ¿Para qué lo queremos si ellos hacen todo por nosotros? Si éste juego de simulaciones empresariales y flujos de capital de origen ilegítimo fuera tan notable, ¿Cómo fue que no lo pudo detectar el siempre alerta Sistema de Administración Tributaria de México? Que es una de las cosas que mejor funcionan en este país. No lo puede detectar el banco, porque los bancos no están para eso. Y como el Departamento del Tesoro le hace el trabajo a la DEA, la DEA le hace el trabajo al Departamento del Tesoro y de pronto solamente por estar en una lista el gobierno de Estados Unidos le confisca a quien quiera sus capitales en aquel país, y si no se los confisca se los congela y le impide todo tipo de transacciones con compañías americanas, le cierra las puertas, le retira la visa y lo pone en una lista internacional de sospechosos de colaboración con el narcotráfico, si no es que de narcotraficante, así vilmente dicho.

En lo particular no me extrañaría nada de otros personajes que siempre están ligados con el dinero de ferias y palenques, y cosas en donde sabemos que el narco opera, pero me extraña mucho que ocurra en el caso de un deportista, que hasta donde sabemos todos tiene una carrera profesional limpia, que no se sabe cómo pudo vincular sus capitales de allá con los capitales de aquí, y con el lavado de este dinero con la prestación de su nombre para negocios de otros. Alguna vez supimos que andaba, junto con otros socios, queriendo comprar al equipo Atlas, pero el caso es que no sabemos de quien sorprendernos más, si de los ojos del Tío Sam que en todo están y que por lo mismo dan muchas sorpresas. Ahora habrá que esperar a que le prueben la culpabilidad, porque se presume inocente  hasta que se demuestre lo contrario.

Llama la atención que Julión, el cantante, que también está acusado de lo mismo que Márquez, apenas hace unos días hizo un recorrido por el Cañón del Sumidero en Chiapas con el presidente de la república y Peña Nieto lo presumió como un ejemplo para la juventud. Se publicó la foto de este encuentro y para pronto, al destaparse el escándalo del lavado de dinero, la foto fue bajada de la página de la Presidencia.