Abril Valadez
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-Edson Zúñiga, “El Norteño”, quien también da vida a “El Compayito”, cuenta con una trayectoria de 25 años como comediante, y a estas alturas, ante el auge de los standuperos, dice estar listo para entregarles la estafeta y retirarse cuando el público lo decida.
“Creo que los standuperos están teniendo un arranque muy complicado porque resulta que estos jóvenes piensan que subirte a un escenario y contar los problemas que a ellos les aquejan a la demás gente le va a dar risa y resulta que no. Entonces están verdes, pero estoy seguro que yo arranqué igual, me dieron consejos y yo se los puedo dar”, comparte Zúñiga.
Luego de pasar la estafeta, “El Norteño” se dedicaría de lleno en su negocio de transporte turístico y a la renta de bienes inmuebles.
“Yo hace tiempo que me dedico a asegurar esa etapa de la vida, para no estar dependiendo de un personaje cansado o caducado. Tampoco voy a hacer la gira del adiós, pero en el momento en que la gente diga ya, pues humildemente me doy la vuelta y me retiro, tampoco se trata de estar chillando, mejor dedicarme a otras cosas”.
Por lo pronto continúa recorriendo el país ofreciendo shows al público y privados. En estos se esmera en reflejar parte de su preocupación por la sociedad y el Gobierno mexicano, mucho más ahora con la actual transición federal.
“Me duele esta lucha de poderes que hay entre el partido saliente (PRI) y el partido entrante (Morena). Nosotros sabemos que el PRI siempre tiene esas desagradables sorpresas una vez que sale. No me considero de ningún partido, pero con el PAN no salió una sorpresa de gasolina o de cambio de dolar, y con el PRI siempre. Estamos a la expectativa y con mucha desconfianza por lo que se va a destapar y por lo que va a poder solventar entonces Andrés Manuel López Obrador.
“Es obligado que mencione esto porque parece comedia, no se tiene que hacer mucha labor, es tan absurdo que es chistoso”.