David Reynoso Rivera Río

En los próximos días, se levantará la tan esperada consulta popular para decidir el rumbo de uno de los proyectos más importantes para nuestro país. Paradójicamente la opinión de la ciudadanía tendrá en sus manos decidir si se continúa con la inversión más ambiciosa de la última década o simplemente si a contentillo de un gobernante se elimina del mapa y se dan por terminados todos los actos realizados hasta el día de hoy con independencia de sus implicaciones en cuanto a los mercados, los empleos de la población y las cuantiosas indemnizaciones a las que se daría lugar.

Del 25 al 28 del presente mes, se levantará dicha consulta en mil setenta y tres mesas distribuidas en 538 municipios que, aseguran los “expertos” representan más del 70% del padrón electoral. En nuestro Aguascalientes, según datos proporcionados en rueda de prensa por Aldo Ruiz (quien fungirá como superdelegado en la próxima administración federal) se instalarán once mesas en el Estado, las cuales permitirán la participación a partir de las 8 de la mañana hasta las 6 de la tarde y estarán ubicadas en las siguientes zonas:

Nazario Ortiz Garza, Morelos I, Ojocaliente I, San Marcos, Bosques del Prado Sur, Villas de Nuestra Señora de la Asunción, Plaza Principal en el centro histórico, Teatro Aguascalientes, Jardín Zaragoza, Parque El Cedazo y en el Municipio de Jesús María alrededor de su Ayuntamiento.

El primer problema que se detecta aquí es que según las propias declaraciones a nivel local e inclusive a nivel nacional, se tiene contemplado que se imprimirán entre 500 mil y un millón de boletas; lo anterior, evidentemente permitirá que las boletas puedan llegar a agotarse quizá en el primer día y no habría manera de verdaderamente verificar la voluntad popular. De igual manera observamos como a pesar de que Andrés Manuel López Obrador aún no toma formalmente posesión en su cargo como Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, ya que le faltan poco más de 40 días para ello; sin embargo, pareciere que intenta gobernar sin ser gobernante y atribuir de consecuencias legales a una mera consulta que no cumple con los requisitos legales para considerarse como vinculante.

Por ello resulta importante recordar los supuestos bajo los cuales una consulta popular verdaderamente puede constituirse y aunado a ello, contar con efectos vinculantes; primeramente nuestro texto constitucional dispone que tiene que ser convocada por el jefe del Ejecutivo, por una tercera parte de las cámaras del H. Congreso de la Unión, o por un 2% del total del padrón electoral; en segundo lugar, las consultas deberán pasar un escrutinio y validez sobre su implementación ya que existen temas que no están sujetos a consulta; en tercer lugar, la consulta deberá estar a cargo del Instituto Nacional Electoral y deberá realizarse el mismo día que la elección federal. En cuanto a su carácter vinculante, el resultado será obligatorio si participa 40% de la lista nominal de electores.

Como lo han mencionado múltiples editorialistas, paradójicamente y contrario a los principios legales; la consulta está convocada y organizada por el gobierno de transición y el partido político MORENA, quienes serán los encargados de contar y revisar la consulta y además harán una declaratoria vinculatoria.

De manera personal, considero que mi fervor por alcanzar el Estado de Derecho me lleva a tomar la decisión de NO ACUDIR a participar en dicha consulta, que en primera instancia resulta ilegal e inconstitucional; aunado a ello y en segundo lugar, soy honesto y admito que no cuento con los conocimientos necesarios en materia aeronáutica y mucho menos en cuanto a viabilidad económica, para tomar una decisión acerca de las implicaciones que tendrá la continuación del nuevo aeropuerto frente a la supuesta “alternativa”; sin embargo, lo que sí no puedo dejar de mencionar es que el proyecto del Nuevo Aeropuerto representa una verdadera ventana de oportunidad para que nuestro país potencialice su desarrollo económico y su turismo.

Espero consideren mis aportaciones y tomen ustedes la decisión sobre si deciden asistir o no, a ser partícipes de una “consulta” organizada por quienes pretenden gobernar sin ser gobernantes aún.

Correo: davidreynoso40@hotmail.com

Twitter: @davidrrr