El mundo lamenta la muerte del legendario cantante español

CDMX.- El cantante Camilo Sesto, quien murió tras una carrera musical de más de cuatro décadas, será despedido hoy por el público en la Sociedad General de Autores española; después sus restos sean incinerados, informó El País.
El músico fue ingresado en una clínica madrileña, el sábado por los problemas renales que padecía y su muerte fue anunciada horas más tarde.
La noticia del fallecimiento del intérprete de «Vivir Así Es Morir de Amor», «Jamás» y «Donde Estés, con Quien Estés» provocó una oleada de pésames en las redes sociales.
Tras 50 años de carrera musical, más de 40 discos, cientos de composiciones y más de un centenar de millones de discos vendidos en todo el mundo, el músico decidió reinventarse por enésima vez el año pasado.
Su primer éxito llegó en 1970 cuando publicó el álbum Algo de Mí, que se convirtió inmediatamente en número 1.
Su gran capacidad creativa se reflejó durante los 70 y 80, en que llegó a publicar un disco al año e innumerables giras de conciertos por el mundo.
Fue precursor en España de los musicales cuando en 1975 montó y produjo la ópera rock Jesucristo Superstar, donde interpretaba al propio Jesucristo.
En 1983 nació su hijo Camilo Blanes, fruto de una relación con la mexicana Lourdes Ornellas y, tres años más tarde, escribió su autobiografía al mismo tiempo que decidió retirarse voluntariamente de los escenarios. Volvió a la música a principios de los 90, pero no consiguió repetir su éxito.
Muy pocas veces versionó canciones ajenas. Se prodigó en duetos acompañado de artistas como Ángela Carrasco, Rocío Dúrcal o Marta Sánchez.
Su público se mantuvo fiel a lo largo de tres generaciones. (Staff/Agencia Reforma).