La presidenta del Poder Judicial del Estado, Gabriela Espinosa Castorena, anunció la apertura del Juzgado Sexto de lo Familiar, a partir del próximo mes de octubre, con lo que se fortalecerá la estructura jurisdiccional para la atención de controversias familiares.
Explicó que el nuevo despacho estará especializado en juicios sucesorios y de jurisdicción voluntaria, lo que permitirá dar agilidad a los nuevos expedientes que se abran al respecto, y por supuesto a los que llevan años en rezago, particularmente en el tema de herencias no estipuladas.
En entrevista, indicó que por cada persona que determina en vida el destino final de sus bienes personales cuando falte, hay casi cinco que no lo hacen, lo que convierte el reparto de los mismos en un conflicto que puede llevar años resolverlo cuando las familias no llegan a un arreglo.
Respecto de las jurisdicciones voluntarias, recordó que son aquellas actuaciones que son atendidas por los órganos jurisdiccionales en las que no existe litigio u oposición entre las partes.
“Ambos son temas que generan una carga laboral importante a los juzgados de lo familiar que en promedio reciben tres mil asuntos nuevos cada uno, además de los miles que permanecen activos durante años, relacionados principalmente con litigios por custodias, pensiones y convivencias, entre otros”.
Espinosa Castorena dijo que la extinción del Juzgado Primero de lo Penal a partir de este lunes 3 de septiembre y la creación del sexto de lo familiar, el próximo mes, son parte importante del reajuste que la Judicatura Estatal ha autorizado para hacer más eficiente la función de administración de justicia en la entidad.
Respecto de quienes laboraban en el juzgado penal que ayer concluyó funciones, indicó que se trata de personal inmerso en la carrera judicial y en la estructura formal del PJE, por lo que será reubicado y, en su caso, adscrito al nuevo despacho de lo familiar que abrirá el 1° de octubre.