El más deseado en EU

PASADENA, California, EU.- ¿Qué tiene Peter Weber que es el hombre más deseado de Estados Unidos y hasta Charlize Theron lo adora? Ni él sabe, pero le encanta sentirse codiciado, querido y admirado.
Protagonista de la temporada 24 del reality show The Bachelor, uno de los diez programas más vistos de la cadena ABC en la Unión Americana, el piloto de Delta Airlines y aspirante a actor y modelo, se siente vulnerable ante tanto halago a su alrededor.
«Una chica me acaba de decir que su esposo me adora, y luego me aclaró que no en ese sentido, bueno, dijo que sí, pero que con todo respeto. Me hizo sonrojarme, sentirme vulnerable y me reí. No entendí mucho, pero me dijo que tanto ella como él son mis fans», contó Weber en una charla.
Si el originario de Virginia ya había causado furor cuando quedó en el tercer puesto de The Bachelorette, en la temporada 15, enloqueció aún más cuando fue anunciado como el «hombre a conquistar» en la temporada actual.
Incluso, Theron, la ganadora del Oscar y nominada actualmente por su trabajo en El Escándalo, sucumbió ante sus encantos.
Así lo evidenció cuando subió a la red una foto con la imagen del californiano de 28 años, con el texto «la turbulencia que me gusta», haciendo referencia a su oficio de piloto.
Peter respondió con otra imagen junto a un comercial donde aparece ella con la sugerente respuesta «la turbulencia puede ser divertida».
«Mis papás me hicieron bromas y me dijeron: ‘Invítala a salir, es una diosa, es una reina’. Creo que mi papá si se puso muy loquito.
«La verdad ha sido una locura que no me esperaba, pero yo la invitaría a que viniera al programa, con gusto, sería fabuloso», platicó Weber, quien es conocido como «Pilot Pete» y ha polarizado opiniones porque aún vive con sus papás.
La actriz, modelo y productora sudafricana ha externado en diversos programas de Estados Unidos que es fan del reality show y que procura no perderse un solo episodio. (Juan Carlos García/Agencia Reforma)

ASÍ LO DIJO
«A mí me gusta que me digan que les gusto, pero yo no tengo explicación para que haya tanto desenfreno por mí… quizás la magia es que precisamente es inexplicable».
Peter Weber.