Antonio Baranda
Agencia Reforma

TIJUANA, BC 21.- Después del segundo debate, José Antonio Meade dijo anoche ante priistas que fue el más “chingón”.
“Dijimos el día de ayer, cuando nos preguntaron qué queríamos acreditar en el debate, y la respuesta era muy sencilla: que en este debate en Tijuana, el más chingón soy yo”.
En un salón del hotel Real Inn de esta ciudad, donde se hospeda junto con colaboradores, Meade confió en ganar el 1 de julio.
“No solamente somos la mejor historia, somos lo que puede darle a este país rumbo y destino, y por eso vamos a ganar”, exclamó.
Acompañado de su esposa Juana Cuevas, el abanderado de la alianza PRI-PVEM-Panal consideró que la gente dirá: “A mí me gustó Pepe Meade para Presidente de la República”.
Ante los militantes del tricolor, a quienes llamó compañeros de lucha, llamó a no descansar hasta el primero de julio.
“Y a partir del 2 de julio, mucha gente se va a preguntar: ¿Qué pasó? Y lo que pasó fue que el entusiasmo de todos ustedes nos va a llevar a ganar”, añadió.