El Heraldo de Aguascalientes

El ‘killer’ que hacía falta

La última vez que Necaxa tuvo un campeón de goleo fue en el verano 2000 cuando Agustín Delgado se coronó en un triple empate con Everaldo Begines y Sebastián Abreu con 14 goles, 18 años después un rayo figura en las primeras posiciones del goleo individual en la liga mexicana, el paraguayo Carlos González es sublíder de goleo con 6 anotaciones en 8 partidos disputados del Clausura 2018, sólo por detrás de Djaniny Tavares que posee 10 dianas.
A pesar de que aún hay distancia entre ambos artilleros, ilusiona que Necaxa por fin tenga un 9 peligroso en el área, un ‘killer’, un definidor que le permita a los Rayos consagrar su buen futbol con goles y es que en los pasados torneos gente como Pablo Velásquez, Maximiliano Barreiro, Rodrigo Prieto, por mencionar algunos no fueron capaces de ser ese hombre fuerte en el ataque necaxista, el único que pudo ser un referente del área fue el chileno Edson Puch, que sin ser un centro delantero llegó a ser la figura ofensiva de Necaxa en años anteriores.
Actualmente González se ha convertido en el hombre gol que tanto necesitaban los rayos, siendo un jugador capaz de jugar desde la banda para hacer diagonales hacia al centro y generar espacios, retiene el balón, da juego, remate de cabeza con gran calidad y tiene un excelente disparo de media distancia, además de que su físico le permite competirle a cualquier defensor de la liga. Ambriz ha encontrado su 9 titular para la presente temporada, mientras el paraguayo siga con la mira fina, Necaxa podrá competirle a cualquier equipo, el dorsal 32 poco a poco demuestra la calidad y el hambre que tiene por ser el próximo gran goleador del equipo de Aguascalientes.